A lo Macri y Pepín: Yeza dijo que se iba a presentar ante la justicia y al final evitó poner el cuerpo

Política

El intendente de Pinamar, Martín Yeza, imputado en una causa que investiga un fraude con las tarjetas AlimentAR presentó un escrito y se negó a responder preguntas.

El intendente de Pinamar, Martín Yeza (PRO), se negó a declarar este jueves ante la Justicia en el marco de la causa en la que está imputado y que investiga un supuesto fraude con las tarjetas AlimentAR en ese municipio y apenas se limitó a presentar un escrito.

Aunque es potestad del imputado presentar un escrito y negarse a responder preguntas en el marco de su declaración indagatoria, primera instancia de defensa que tiene un imputado, Yeza había dicho que no tenía nada que ocultar y que se iba "a presentar a declarar como cualquier hijo de vecina".

Las tarjetas AlimentAR eran entregadas a cada municipio que debía custodiarlas y repartirlas a los beneficiarios, según explicaron fuentes del caso. Según la investigación, el uso indebido habría ocurrido con unas 55 tarjetas por un monto cercano a los dos millones de pesos.

En la causa ya están procesados dos ex funcionarios de la Municipalidad de Pinamar que conduce Yeza, Nora Ponce y Javier Tumas, por presunta omisión de control y otras cuatro personas acusadas de haber sido quienes usaron las tarjetas.

Pero al parecer la tendencia a evitar presentarse ante la justicia ya convirtió en la norma entre los dirigentes del PRO. Primero fue el operador judicial del macrismo, Fabián "Pepín" Rodríguez Simón quien para evitar presentarse ante la justicia se dio a la fuga, huyó a Uruguay donde solicitó asilo político. Sobre el primer prófugo del macrismo hoy pesa una orden de captura internacional que podría consustanciarse en cualquier momento. Es que la justicia uruguaya ya la denegó la posibilidad de ser considerado un perseguido político como esperaba. Falta que defina su posición el gobierno de Luis Lacalle Pou que viene demorando su decisión.

Luego fue el propio Mauricio Macri que debía presentarse este jueves ante el juez federal subrogante de Dolores, Martín Bava, en el marco de la causa en que está imputado y que investiga maniobras de espionaje ilegal sobre los familiares de los tripulantes del ARA San Juan.

Macri no se presentó y el magistrado lo volvió a citar para el próximo 20 de octubre.

Ahora fue Yeza el que volvió sobre sus propios pasos y evitó declarar ante la justicia.

Una golodrina no hace primavera, pero ya van tres...

Dejá tu comentario