Vacunación VIP: explosivas declaraciones de dos médicas del Hospital Posadas

Política

Las profesionales declararon ante la justicia y expresaron la indignación que sintieron cuando se enteraron que desde el ministerio de Salud se había ordenado realizar una vacunación irregular.

Dos médicas, personal jerárquico del Hospital Posadas, expresaron este miércoles ante la justicia su bronca por la vacunación que su director encabezó, por orden del entonces ministro de Salud de la Nación Ginés González García en esa cartera. Ambas profesionales declararon como testigos en la causa en la que el ex ministro quedó imputado tras difundirse una lista de vacunados en la sede de esa cartera, entre los que figura el periodista Horacio Verbitsky.

“Esta situación, imprevisible para mí, es una mezcla de furia, profunda tristeza por el esfuerzo realizado, a la altura que estuvieron mis compañeros de trabajo en el penoso 2020, más la preocupación que me genera la posibilidad de una segunda ola. Espero que este caso se clarifique”, fueron las palabras de una de las médicas que declaró hoy como testigo en la causa.

Lucrecia Raffo, Directora General de Asistencia Médica del Hospital Posadas aseguró que se enteró de que habían vacunado personas como el periodista Verbitsky porque el director de la institución Alberto Maceira “estaba furioso”.

La testigo recordó la situación de indignación que se vivió cuando Maceira recibió la orden del Ministerio de Salud de vacunar al personal del INCUCAI y DINESA (Dirección Nacional de Emergencias Sanitarias) , porque aún no se había inoculado a todo el personal del Posadas que estaba en la “cola”.

En un sentido similar, Graciela Torales, jefa de Coordinación de atención de pacientes habló del malestar que generó la orden de vacunar a personas que no fueran de salud.

La orden de prioridad la fija el ministerio de Salud”, aclaró.

“Tengo mucha bronca, enojo y mucho dolor. Mucho enojo e impotencia porque se esta ensuciando al Hospital que trabajó mucho”, fue una de las frases de su declaración.

A la pregunta si existió una orden de prioridad para vacunar . Dijo que no, que inicialmente la directiva era verbal, era el personal de salud, después el externo. “La orden de prioridad la fija el ministerio de Salud”, remarcó.

Ambas testigos explicaron que todas las vacunaciones se registraban en un sistema, el NOMIVAC, y que siempre la prioridad era vacunar al personal de mayor exposición al virus, dentro del Hospital.

Ayer el director del Hospital Alberto Maceira reconoció que fue tras un llamado del secretario privado de González García que tuvo que ir al Ministerio de Salud con diez dosis de la vacuna para aplicar a algunas personas recomendadas.