Los políticos recordaron a Raúl Alfonsín en Twitter, a cinco años de su muerte

Política

Funcionarios de distintas fuerzas destacaron la importancia del mandato del ex presidente en el regreso de la democracia tras la última dictadura militar.

"Queremos rendir homenaje a cinco años del fallecimiento del doctor Raúl Alfonsín. Valoramos su vocación de servicio para fortalecer la democracia y las instituciones democráticas de la República Argentina", señaló el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en su habitual conferencia de prensa.

A través de las redes sociales, otros miembros del Gobierno, como la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, tuvieron también palabras de recuerdo para el exmandatario argentino, fallecido el 31 de marzo de 2009, a los 82 años.

"Hoy se cumplen cinco años del fallecimiento de Raúl Alfonsín, un gran presidente democrático argentino. Mi homenaje", indicó Kirchner en su cuenta de Twitter.

      Embed

En la misma plataforma, Ricardo Alfonsín, agradeció "a todos los ciudadanos que mantiene vivas las ideas" que defendió su padre. "Este es un día especial. Gracias. Es el mejor homenaje", remarcó.

      Embed

También desde la UCR, el senador Eugenio "Nito" Artaza recordó que Alfonsín "se le plantó a (Ronald) Reagan en la Casa Blanca, a los militares, a las corporaciones, porque encarnaba el verdadero radicalismo".

      Embed

Como un "hombre austero y con coraje" lo definió, en tanto, el legislador porteño del Pro, Sergio Bergman.

      Embed

En 1983, Raúl Alfonsín se convirtió en el primer presidente de la democracia tras seis años de la dictadura que dejó 30 mil desaparecidos.

Durante su gestión, enfrentó todo tipo de presiones en su intento por afianzar la democracia y logró, en 1985, sentar en el banquillo a los jerarcas del régimen en un juicio histórico a las Juntas Militares.

Sin embargo, tras rebeliones y asonadas militares, entre 1986 y 1987 impulsó las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, que libraron de responsabilidad a más de un millar de acusados de delitos de lesa humanidad.

En 1989, después de trece huelgas generales convocadas por la principal central sindical -peronista-, en un contexto de hiperinflación y conflictividad, dejó el poder seis meses antes de lo previsto en manos del justicialista Carlos Menem.

Dejá tu comentario