Fallo de la Cámara de Casación a favor de Ricardo Jaime

Política

En decisión dividida dos camaristas de Casación declararon una nulidad que puede hacer que prescriba una causa por la que el ex secretario de Transporte debía ir a juicio.

La Cámara Federal de Casación Penal declaró la nulidad de la convocatoria a juicio oral y público en un caso de dádivas en el que debía ser juzgado el ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime.

Los camaristas de Casación Gustavo Hornos y Mariano Borinsky hicieron lugar a un planteo de Jaime, por lo que el ex funcionario no sería juzgado por el caso en el que está acusado junto a  empresarios de Trenes de Buenos Aires (TBA) por los viajes que le pagaban cuando él debía controlar a quienes explotaban el ferrocarril Sarmiento y Mitre.

De esta forma, el caso que fue elevado a juicio por el juez Julián Ercolini podría prescribir por el transcurso del tiempo, con lo que Jaime evitaría ser enjuiciado en una de las causas de corrupción que acumula en tribunales.

Jaime tiene en su contra otra causa por dádivas, por el pago del alquiler del departamento donde vivía por parte de la Terminal de Ómnibus de Retiro, y en este caso también planteó la nulidad que deberá resolver otra sala de Casación.

En su momento, los jueces Claudio Bonadio y Norberto Oyarbide procesaron a Jaime y los empresarios por dádivas en las causas de los viajes en aviones y en la de los alquileres, medida confirmada por la Sala I de la Cámara Federal.

Las causas se acumularon para realizarse un solo juicio y el fiscal  Guillermo Marijuán elevó el expediente a debate oral en 2010.

Antes de que se prescribiera el caso, que tiene un máximo de dos años de prisión, el  juez Ercolini en octubre de 2012  hizo la convocatoria al juicio, acto que suspendió la prescripción.

Pero para dilatar la realización del debate, Jaime antes recusó al juez por temor de parcialidad ya que Ercolini investiga al ex funcionario por la compra de vagones de subte a la empresa china CITIC en la que se habrían pagado sobreprecios.

El juez rechazó la recusación y Jaime apeló ante Casación, tribunal ante el cual insistió con el pedido de nulidad del juicio.

En una resolución conocida este miércoles en tribunales, los camaristas Hornos y Borinsky votaron a favor de Jaime, y en disidencia Geminiani se opuso al planteo.

Fuentes judiciales informaron que el fallo puede revertirse si Ricardo Wechsler, fiscal de Casación, plantea un recurso extraordinario ante la Corte Suprema de Justicia.

Jaime también logró postergar otro juicio oral que debía realizarse en Córdoba por supuesto ocultamiento de prueba, gracias a las maniobras defensivas en las que se plantearon diversas nulidades.

Dejá tu comentario