Alberto Fernández: "No hay que solidarizarse con las víctimas, hay que evitar que haya víctimas"

Política

El Presidente encabezó la apertura del Consejo Federal de Seguridad y recalcó que aunque la inseguridad es multicausal, está comprobado que en las sociedades más igualitarias el delito es menor.

El presidente Alberto Fernández encabezó este miércoles la apertura del Consejo Federal de Seguridad, espacio en el que pidió a las autoridades congregadas “ser innovadoras” en el combate con el delito y les señaló que “no hay que solidarizarse con las víctimas, hay que evitar que haya víctimas” por el accionar de los delincuentes.

Durante su alocución, el jefe de Estado hizo referencia al combate de los delitos federales pero también hizo mención especial a los que suceden día a día en las calles y que “le quitan tranquilidad a la gente”.

“Hay un crimen permanente en las calles que no es tan menor, que se cobra vidas y que le quita tranquilidad a la gente. Tenemos que prestarle atención”, pidió Fernández en el encuentro que se celebró en el Centro Cultural Kirchner de Buenos Aires y que reúne desde hoy y hasta mañana a las autoridades federales y provinciales en materia de seguridad.

Alberto Fernández 2.jpg

Ante un auditorio colmado, el Presidente trazó un análisis sobre una de las problemáticas que, junto a la inflación, están a la cabeza de las preocupaciones de la Casa Rosada en la actualidad.

El delito es un problema que tiene distintas causalidades. Una de ellas es la desigualdad. En las sociedades más igualitarias, la incidencia del delito es menor. Está corroborado”, enfatizó el jefe de Estado.

Y en ese sentido, reclamó “enfocar a la raíz” del problema y no en “soluciones que atacan los resultados pero no las causas”.

Para el mandatario, el “ataque de las causas" de la criminalidad constituye un "factor central”, pero también subrayó que “la seguridad es un derecho humano” y que el Estado “debe garantizar” a los ciudadanos “el derecho a no sentir miedo” ante los hechos delictivos y de inseguridad.

Ante un nutrido grupo de gobernadores -entre ellos Axel Kicillof, Alicia Kirchner, Jorge Capitanich, Gerardo Zamora, Raul Jalil y Gildo Insfrán- Fernández recordó que “en un país federal” la solución a la inseguridad está distribuida y, por ello, el trabajo por hacer “es serio y mancomunado”.

“La criminología ha verificado que, con el correr del tiempo, el delito se perfecciona. Se convierten en una actividad en la cual alguien manda y alguien obedece y que, además, corrompe. El crimen organizado tiene esa penosa capacidad de corromper a las estructuras del Estado y a sus funcionarios”, afirmó el Presidente y citó al respecto la situación que se vive en Rosario con las distintas bandas de narcotraficantes que operan en esa ciudad santafesina.

En ese sentido, la participación de los mandatarios provinciales en este Consejo se explicó, en parte, por la reunión programada en Casa Rosada para analizar el destino de los fondos que durante el gobierno de Mauricio Macri se entregaron a la Ciudad de Buenos Aires y que la administración de Fernández ya redirigió hacia la Provincia de Buenos Aires para la creación de un fondo para el combate a la inseguridad en otros distritos.

Alberto Fernández.jpg

Sobre el narcotráfico, el jefe de Estado evaluó que se trata de un desafío importante, con características transnacionales y pidió ser “innovadores” en su combate, ya que el modelo seguido en Colombia y México “ya no es recomendable por el mundo”.

También realizó un llamado a la Justicia para que “se revise” y sea “corresponsable” en el accionar contra la inseguridad: “Si no actúa como tiene que actuar, el delincuente se siente más liberado y la sociedad sufre mucho más”, afirmó.

Por su parte, el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, dijo que los objetivos en materia de seguridad deben cumplirse con “una articulación intergubernamental” y afirmó que “las fuerzas policiales y de seguridad están a la altura del desafío por su capacidad y compromiso”.

El funcionario destacó que Argentina fue removida del listado de países donde se usan precursores químicos para fabricar drogas y dijo que esto era un logro que “nos llena de orgullo”.

Tras enumerar la participación Argentina en foros internacionales de combate del delito, mencionó como “amenazas prioritarias” del delito transnacional “el narcotráfico, la trata de personas, el lavado de dinero y el tráfico de armas”.

Concluyó que “el combate del lavado de activos es la forma más eficaz de combatir estos delitos”.

Embed

Dejá tu comentario