Cayó el "violador del sillón rojo": cooptaba menores, las drogaba, las abusaba y difundía los videos en sus redes

Sociedad

La investigación contra "el violador del sillón rojo" comenzó en diciembre del 2020 luego de una denuncia de una víctima.

Luego de una investigación de más de un año, este domingo a la madrugada lograron detener a un pedófilo que cooptaba menores, las drogaba y violaba, para luego difundir esas imágenes.

La investigación del “violador del sillón rojo” comenzó en diciembre del 2020 luego de la denuncia de una víctima, e incluyó 2000 horas de escuchas telefónicas, videos y recolección de evidencias, que sirvió para que imputaran a Alejandro Blanc Pardo por los delitos de de trata de personas, abuso sexual y corrupción de menores.

En las imágenes de abuso sexual que eran difundidas en distintas redes sociales, se veían unos sillones rojos que permitieron a los investigadores identificar el lugar donde se llevaban a cabo los delitos. El departamento, que fue allanado este domingo, pertenecía a un hombre de 45 años que como fachada se dedicaba a la venta de motos y repuestos, y sobre quien recaía una condena previa por un delito sexual contra una menor.

La vivienda está ubicada en un complejo de la calle Emilio Castro de la localidad bonaerense e Haedo, el cual contaba con pileta de estilo y amenities de alto costo. En el lugar secuestraron armas, drogas, bebidas alcohólicas, látigos, vestimenta, juguetes sexuales, cámaras de videos y una hoja manuscrita con los nombres de más de 20 jóvenes.

Se sospecha, también, que prostituía a estas mujeres, con encuentros pactados por WhatsApp o Telegram, a veces, a punta de pistola, según el testimonio de las víctimas, algunas de ellas menores de edad.

Según la acusación e investigación llevada adelante por la Ayudantía Fiscal Delitos Conexos a la Trata de Personas, Pornografía Infantil y Grooming a cargo de Lorena Pecorelli, el comerciante se jactaba de ser “el Jeffrey Epstein argentino”, quien era un importante empresario estadounidense que junto a su pareja abusaron y explotaron sexualmente a decena de adolescentes.

Así, la operación de filmación de abusos supuestamente escaló y las fotos y videos “del sillón rojo” se convirtieron en un ítem de culto en uno de los más populares sitios de contenido porno amateur argentino, con posteos que muestran a decenas de jóvenes en situaciones de sexo explícito, sin uso de preservativo, tríos de hombres adultos con chicas.

Tal como Ghislaine Maxwell, la pareja de Epstein, la novia de Blanc Pardo fue identificada en la causa y acusada de, al menos, la captación de dos víctimas, pero estiman que fue sometida por su pareja. Hay conversaciones en la causa de un contenido macabro, donde se vuelve evidente que Blanc Pardo explotaba la vulnerabilidad y la escasez de recursos de sus víctimas.

“Tengo una cumbiera bien cabeza, con amigos cacos, con hermana de 13 años embarazada, padres ausentes y borrachos, su madre limpia casas, su hermano preso por chorro, vive en Rafael Castillo, cien por ciento villera, pasa muchas necesidades y me aprovecho de ella. Me obedece en todo”, escribía en un chat Blanc Pardo.

Los investigadores están tratando de identificar quiénes fueron los cómplices de Blanc Pardo en los abusos, para esto la fiscalía está buscando más víctimas y difundieron un mail (ayudantiadelitosconexos.lm@mpba.gov.ar) para que se contacten y poder tomarle testimonio y brindar apoyo y contención.

Dejá tu comentario