Declara la monja Kumiko Kosaka por los abusos a chicos sordomudos en el instituto Próvolo

Sociedad

Es una de las imputadas que prestará declaración en el juicio que se reanudó esta semana.

La monja Kumiko Kosaka declara este jueves en el segundo juicio por abusos a niños hipoacúsicos en el Instituto Antonio Próvolo de Mendoza, que tiene además otras ocho imputadas, entre ellas, la monja Asunción Martínez.

En la segunda jornada en el juicio por abusos en el Instituto Póvolo, a cargo de los jueces Gabriela Urciuolo (presidenta), Rafael Escot y Bélen Salido, se definió que declare hoy, en primer orden, la principal acusada, Kumiko Kosaka, quien llega al estrado con prisión domiciliaria e imputada por abuso sexual agravado, corrupción de menores y partícipe primaria por omisión.

Asimismo, se estableció en esta jornada que el orden de declaración de las imputadas sea el mismo que de la acusación, es decir que, a continuación de Kumiko, será el turno de la representante legal Graciela Pascual, la cocinera Noemi Paz y la psicóloga Cecilia Raffo.

El orden continúa luego con las ex directoras Edith Pinaca, Cristina Leguiza , Valeska Quintana y por último la monja Asunción Martínez, en tanto una de las acusadas, la exdirectora Laura Gaetan, se negó a declarar en esta etapa, cuyo debate se desarrolla de manera semipresencial, debido al contexto de pandemia, y a puertas cerradas, por tratarse de delitos de índole privada.

En la audiencia, que comenzó cerca de las 10 y se extendió pasadas las 12, el Tribunal escuchó al inicio un pedido de reposición por parte de la defensa de las imputadas.

Este pedido de la defensa es para que las imputadas pudieran estar presentes en la sala mientras declaraban las coimputadas, con el argumento fue garantizar el derecho de la defensa, indicaron las fuentes.

Tanto la fiscalía, a cargo de Alejandro Iturbide, como la querella se opusieron a este pedido de la defensa y, a su vez, solicitaron al Tribunal que mientras declarara una de las imputadas las demás no estuvieran presentes.

En Tribunal, por voto mayoritario (Urciuolo y Escot), no hizo lugar al recurso de reposición solicitado por la defensa, por lo que mientras declare una de las imputadas el resto deberá desconectarse de la sala.

En este sentido, el Tribunal determinó que una vez que finalicen de declarar las imputadas se procederá a reproducir las declaraciones que realizaron en presencia de todas, en caso que algunas quiera ampliar su testimonio, y de esta manera garantizar el derecho a defensa.

Luego, cerca del mediodía, la defensa de las imputadas solicitó un cuarto intermedio para hablar con sus defendidas antes de que declaren, a partir de las 10.

El segundo juicio por los abusos a niños hipoacúsicos en el Instituto Antonio Próvolo de Mendoza, que tiene como imputadas a nueve personas, dos de ellas monjas, se reanudó este martes luego de varias demoras por nulidades y recusaciones.

Dejá tu comentario