"Cuidá a los nenes": las últimas palabras de un hombre asesinado por una patota

Sociedad

Jesús Fernández murió apuñalado y golpeado por un grupo de jóvenes mientras festejaba Año Nuevo con su esposa y sus hijos en Entre Ríos.

Un hombre de 36 años murió apuñalado y golpeado por una patota de jóvenes que lo atacó en una plaza de Gualeguay, provincia de Entre Ríos, mientras festeaba Año Nuevo junto a su esposa y sus hijos.

Jesús Fernández se encontraba junto a Valeria Velarde y sus hijos de 6 y 14 años, su nuera de 15 y su sobrina de 13, celebrando la llegada del nuevo año y el aniversario de 17 años de su relación.

En un momento de la noche, Jesús se apartó de su familia y fue Valeria la que escuchó los primeros gritos: "Guarda gorda, dale, vení, mirá lo que me hicieron".

El hombre había recibido siete puñaladas por parte de una chica que se había molestado porque él había ido a orinar a unos arbustos.

Cuando Valeria salió a buscar a la joven, la vio volver al lugar con una patota.

"Sin decirnos nada, ni darnos la oportunidad de nada, nos agarran y nos re cagan a palos, nos encerraron. A Jesús lo agarraron entre 10 o 12 a pegarle, apuñalarlo, le pegaron con cadenas. Tenían cuchillos, tenían palos de punta, varillas", detalló en declaraciones televisivas.

A ella la atacaron entre "cuatro o cinco" jóvenes y su hijo mayor también recibió golpes y dos puñaladas. Ambos pudieron salvarse gracias a la intervención de otros jóvenes que se acercaron a ayudar.

Valeria describió que pudo pararse y tenía “la cabeza abierta” con “cinco tajos, el ojo y la oreja cortada, una puñalada en el pecho y la cara totalmente desfigurada”.

Fue entonces cuando volvió a escuchar los gritos de Jesús: "Trataba de pararse y yo trataba de hacerle presión en la herida con la remera, era una agujero bien grande que sangraba muchísimo, él desde un primer momento sabía que se moría. Lo único que me decía es 'me muero, me muero'", recordó Valeria.

"Gorda, me pincharon, me estoy muriendo. Cuida a los nenes, te amo". Esas fueron las últimas palabras del hombre de 36 años antes de morir.

Embed

Dejá tu comentario