Bariloche: los egresados que tiraron a un joven de un segundo piso se fueron de la ciudad

Sociedad

La investigación judicial caratuló el hecho como lesiones graves, pero podría derivar en intento de homicidio.

Los cinco egresados de colegio María Luisa Clarac, de Gregorio de Laferrere, que arrojaron a otro estudiante por una ventana de un segundo piso del hotel donde se alojaban, abandonaron este martes Bariloche, Río Negro, junto a todo el contingente con el que habían viajado.

Los jóvenes dejaron la ciudad tras se notificados del inicio de una investigación judicial que en principio está caratulada como lesiones graves pero que podría derivar en intento de homicidio.

La fiscal Betiana Cendón, quien quedó a cargo del caso, que se enteró que se habían marchado cuando fue al hotel Pioneros, del complejo Villa Huinid para tomar testimonios y observar el escenario de los hechos.

Embed

El Ministerio Público aclaró que solo uno de los cinco involucrados es menor de edad, el resto tiene 18 años. Ahora se deberán realizar las notificaciones y otras solicitudes a distancia. La audiencia de formulación de cargos es una de las primeras medidas que se realizaría de manera virtual.

Investigan las circunstancias en la que un joven de 18 años del Instituto Santa Catalina de Moreno cayó al vacío desde un segundo piso, a unos 9 metros de altura, a través de una ventana del hotel. El grupo que forma parte de los egresados de la empresa Upgrade, compartía el hotel con el otro contingente de Laferrere y habían tenido inconvenientes durante toda la estadía.

La víctima, que sufrió politraumatismo y fracturas, estuvo internado en el Sanatorio San Carlos y ayer recibió el alta médica. Continúa en la ciudad de Bariloche. La madre del joven fue quien ratificó la denuncia, se encontraba en la ciudad como adulta acompañante del grupo. Tras el incidente, arribó a Bariloche el padre del adolescente.

Durante el fin de semana trabajó el equipo de Criminalística y el médico forense constató la gravedad de las lesiones de la víctima, además de que la fiscalía recibió las filmaciones de las cámaras de seguridad del hotel que permitieron identificar a los agresores.