Calor récord en España y alerta máxima por riesgo de incendios

Sociedad

La intensa ola de calor que afecta a la Península Ibérica batió el sábado el récord de la máxima temperatura absoluta registrada en España, con los 47,4 grados alcanzados en una localidad de Córdoba al sur del país, de acuerdo con las mediciones provisionales de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), mientras crece el riesgo de incendios en casi todo el territorio.

El pico se alcanzó pasadas las 17 locales en el municipio de Montoro, en el Alto Guadalquivir, cuando los termómetros de una estación automática de Aemet anotaron 47,4 grados, una décima por encima de la medición récord que había registrado ese mismo lugar el 13 de julio de 2017, según informó la agencia de noticias AFP.

"En caso de confirmarse, sería el registro más alto medido en España de manera confiable", indicó el vocero de Aemet, Rubén del Campo.

La intensa ola de calor que azota a España seguirá fuerte este domingo, con cinco regiones todavía en alerta máxima por temperaturas extremas, y otras seis en naranja.

Pese a que la presión ya ha descendido en parte de la península, hoy podrían volver a superarse los 45 grados en algunos puntos del Valle del Guadalquivir, según Del Campo, que considera que esta ola de calor "por las temperaturas alcanzadas, probablemente se sitúe entre una de las más intensas vividas en España".

Asimismo, la combinación del fuerte calor con la notable entrada de polvo en suspensión ha disparado también el riesgo de incendios en España, que mantiene casi todo su territorio en alerta máxima.

Por el momento, preocupan los incendios declarados en Azuébar, un municipio del interior de la Comunidad Valenciana, cuyos vecinos tuvieron que ser desalojados por precaución en la noche del sábado.

Doce aeronaves, entre aviones y helicópteros, según el Gobierno regional, se incorporaron a la lucha por extinguir el fuego que amenaza parte del parque Natural de la Sierra de Espadán.

Otro incendio sigue sin control en los alrededores Navalacruz, provincia de Ávila, donde varias localidades han tenido que ser evacuadas preventivamente.

Entre 2011 y 2020, España registró el doble de olas de calor que en las tres décadas anteriores, según Aemet.

Los científicos consideran que es efecto inequívoco del calentamiento del planeta y estiman que este tipo de olas de calor se multiplicarán e intensificarán en el futuro.

Embed

Dejá tu comentario