Chivilcoy: tenía prisión domiciliaria pero organizó una fiesta clandestina en su casa

Sociedad

El hombre estaba detenido por una causa de drogas y cuando llegó la Policía había 300 personas, a las que les había cobrado entrada.

Miguel Ángel Godoy tiene 55 años y cumple prisión domiciliaria en la ciudad bonaerense de Chivilcoy por una causa de drogas tuvo una insólita idea para burlar a la Justicia: en la casa donde lleva a cabo el arresto, organizó una fiesta clandestina para más de 300 personas, entre ellas varios menores de edad.

El masivo evento ocurrió el sábado pasado enun domicilio ubicado en Conesa y 508, en esa localidad a poco más de 160 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires. Según el portal local Hoy Chivilcoy, tanto Miguel como su conviviente, Pablo Ezequiel Jaime, estuvieron detrás de la convocatoria, que incluyó la venta de entradas, la transformación de la vivienda en una suerte de boliche bailable y hasta la entrega de pulseritas para el ingreso de los asistentes.

En un operativo encabezado por personal de la Dirección de Nocturnidad de la Municipalidad y de la Policía de Chivilcoy, los agentes clausuraron el festejo y comunicaron la transgresión al Servicio Penitenciario bonaerense, el organismo a cargo de controlar que Godoy cumpliera el arresto domiciliario. Asimismo, se labraron las actuaciones legales correspondientes.

La casa donde se llevó a cabo la fiesta fue la misma donde tiempo atrás la Ayudantía Fiscal de Mercedes, especializada en estupefacientes, concretó un allanamiento en el marco de una causa por drogas en la que Godoy está vinculado. Posteriormente, se dispuso el arresto domiciliario del hombre, que era monitoreado a través de una tobillera electrónica.

Embed

Dejá tu comentario