Dramático: imposible no llorar con la despedida de un trabajador echado del Correo Argentino

Sociedad

El hombre se retiró en medio de una ola de aplausos. Fue desvinculado con motivo del cierre de la oficina de Correo Argentino.

Entre lágrimas y aplausos, vecinos de la localidad de Gualjaina, al noroeste de la provincia de Chubut, despidieron al único empleado de una oficina de Correo Argentino luego de que la empresa decidiera cerrar las puertas de la sucursal.

Rogelio Hube era el encargado del lugar, quien desde hace 25 años se encargaba de la limpieza de la oficina y repartía el correo para los poco más de mil habitantes del pueblo. Desde el Correo Argentino le habían ofrecido el retiro voluntario ante la decisión de cerrar definitivamente la dependencia de la localidad.

Según medios locales, la oficina funcionaba en un edificio de la municipalidad de Gualjaina, por lo que “no generaba gastos”.

El miércoles, los vecinos se acercaron hasta la sucursal para despedir a Hube y entregarle una placa en homenaje a su trabajo. Emocionado, el trabajador despedido se retiró del lugar en su bicicleta, entre lágrimas y el aplauso de todos los presentes.

trabajador echado correo argentino despedida
Embed

Dejá tu comentario