Así quedó la Sala Alberdi del San Martín luego de la toma

Sociedad

Quedaron cajas con restos de alimentos, paredes pintadas, butacas amontonadas y cielorrasos dañados. "Hay que reconstruirla toda", afirmó el ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi, en "Hola Chiche", por Radio 10.

Hernán Lombardi en Radio 10
Cajas con restos de alimentos, paredes pintadas, butacas amontonadas, colchones en los pisos y cielorrasos dañados componen el desolador aspecto con el que quedó la Sala Alberdi del Centro Cultural General San Martín, luego de la toma que llevaron a cabo cuatro manifestantes en el marco de un conflicto con el Gobierno porteño desde hace casi siete años.

Según pudieron registrar las cámaras de C5N luego del desalojo de los cuatro estudiantes que aún permanecían en la Sala, el lugar quedó seriamente dañado.

      salaalberdi

"Los daños son más grandes de lo que creíamos, hay que reconstruirla toda. Está roto todo el sistema eléctrico, todas las butacas, se han destruido los seguidores", precisó el ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi, en "Hola Chiche" por Radio 10.

Según el funcionario macrista, los manifestantes "son muy violentos y no tienen nada que ver con los artistas". "No conozco artistas que hayan destruido salas, se encapuchen y tiren bombas molotov", agregó.

La liberación del espacio público y la identificación de las personas que la ocupaban fueron anunciadas este lunes por la madrugada en una conferencia de prensa convocada en el sexto piso del edificio por Lombardi y el ministro de Seguridad Guillermo Montenegro.

Los funcionarios del gobierno de la Ciudad anunciaron que dieron cumplimiento a un fallo, del viernes, de la Sala I de la Cámara contravencional porteña que incluye la identificación de los ocupantes de la Sala.

Pasadas las 4 de la mañana, los últimos cuatro estudiantes que continuaban ocupando la sala Alberdi se retiraron del Centro Cultural. Los manifestantes se encontraban en el tercer piso del edificio, mientras que afuera del Centro unos 400 manifestantes armaron un vallado con tapas plásticas de los contenedores de basura en medio de la calle Paraná.

Alrededor de unos 60 efectivos de la guardia de infantería de la Policía Metropolitana se apostaron con un carro hidrante en Paraná y Sarmiento, en el centro del corte de calles, custodiando la entrada al Centro Cultural San Martín, tapiada con maderas.

Nuevos incidentes se registraron este domingo cuando la policía intentó desalojar a los cuatro ocupantes de la Sala, pero el operativo fue rechazado por artistas, estudiantes y militantes de partidos de izquierda.

Durante la jornada había trascendido que los cuatro ocupantes de la sala teatral abandonarían la protesta, iniciada el 3 de enero pasado, con la condición de que no se los identificara, hecho que finalmente ocurrió durante la madrugada.

Según los testigos, alrededor de las 19, agentes de la Metropolitana dispararon balas de goma y gases lacrimógenos, en tanto que los manifestantes les arrojaron piedras e incendiaron dos contenedores de basura.

El 12 de marzo último, la Policía Metropolitana desalojó un campamento que habían montado artistas en la plaza seca del establecimiento cultural, operativo en el que al menos dos personas fueron heridas de bala de plomo, según admitió Montenegro.


"Por desgracia esta desalojada la Sala Alberdi, que fue un espacio de creación donde pasó muchísima gente, con tallares y espectáculos a la gorra", sostuvo Santiago, uno de los manifestantes presentes durante el conflicto, en "Hola Chiche" por Radio 10.

Luego añadió que "los compañeros estaban viviendo en condiciones inhumanas durante 80 días no tenían baño y no tenían forma de salir entonces no podían bañarse".

Temas

Dejá tu comentario