Como en los '20, la Ley Seca llegó a Neuquén

Sociedad

Télam
Por Télam

  • En Los Miches, un pequeño pueblo neuquino, ya no se podrá vender alcohol porque “genera malestar y la gente quiere vivir tranquila”, afirmó el intendente.

En Los Miches, un pequeño pueblo al norte de la provincia de Neuquén, los lugareños y visitantes podrán tomar aire fresco, sol y quizás, por qué no, un resfrío, pero bebidas alcohólicas de ninguna manera.

Es que según su intendente, Carlos Prades, "el alcohol genera malestar en la comunidad. El expendio y consumo en la vía pública se tornó incontrolable  y sabemos que la gente desea estar tranquila y vivir en armonía".

O por lo menos eso cree la comisión municipal que maneja los designios políticos de este pueblo ubicado a 500 kilómetros al norte de la capital provincial. Y como medida de prevención le pidieron a los docentes que controlen a sus alumnos, a fin de mantener la disposición bien encuadrada.

"Los problemas por el consumo de alcohol se detectaron hace años como un inconveniente cultural que abarca a diversas capas de la sociedad", enfatizó el jefe comunal. 

Y si bien reconoció que la prohibición de la venta de alcohol puede dar lugar al mercado negro, dijo que "apelaron a los comerciantes para el cumplimiento de la ordenanza. La respuesta fue positiva".

La ordenanza establece multas de entre 500 y tres mil pesos para aquellos que no cumplan con lo establecido y funcionarios de la comuna explicaron que se controlará a través de personal policial el acceso a la localidad y los cruces de rutas cercanas para evitar el transporte de bebidas alcohólicas.

Las autoridades buscan promover actividades culturales y deportivas destinadas a adolescentes y jóvenes pero reconocieron que faltan elementos e infraestructura para desarrollar programas de este tipo.

La "ley seca" regirá también para otros pequeños parajes cercanos a Los Miches como Tierras Blancas, Los Chacales, Lileo y El Boleadero.

Dejá tu comentario