Ciudad modificó la atención en hospitales por la segunda ola

Sociedad

Ante un nuevo record de casos de COVID-19 tras Semana Santa, los hospitales de la Ciudad dejarán de dar turnos presenciales para consultas no urgentes.

El Gobierno porteño anunció el jueves pasado que se modificó la modalidad de atención de urgencias médicas y turnos programados en los hospitales de la Ciudad de Buenos Aires para evitar el colapso del sistema sanitario ante la segunda ola de contagios masivos de Covid-19.

Desde el Ministerio de Salud porteño anunciaron que desde el 2 de abril de 2021 las consultas en atención ambulatoria en hospitales de la Ciudad cambiaron de régimen: se respetarán los turnos presenciales existentes pero los nuevos se darán para teleconsulta en todas las especialidades.

La medida también implica la suspensión de operaciones (excepto casos especiales), estudios de laboratorio y turnos de diagnóstico por imágenes. Pero se mantendrá la presencialidad en consultas de Clínica Médica, Ginecología, Obstetricia, Pediatría, Cirugía y Traumatología General.

Turnos Espontáneos: se mantendrán las consultas por demanda de los consultorios de especialidades relacionadas con el tratamiento y controles de pacientes con problemas de salud que no puedan discontinuar su cuidado.

Teleconsulta: se activará en su totalidad la agenda de los turnos mediante modalidad de encuentro virtual.

Guardia: se mantendrá la atención por guardia general y fortalecerá el funcionamiento de las Unidades Febriles de Urgencia.

Quirófano: se suspenderá el otorgamiento de turnos para operaciones programadas, excepto las oncológicas, cardiovasculares y aquellas que por razones médicas no sea aconsejable prorrogar.

Laboratorio: se suspenderá el otorgamiento de turnos programados. Solamente se realizará la extracción y el procesamiento de muestras de pacientes provenientes de las áreas priorizadas en el hospital y de Centros de salud de áreas no cubiertas por Cemar.

Farmacia: se mantendrá el abastecimiento de las áreas priorizadas dentro del hospital.

Ambulatoria: mantener la dispensa del tratamiento farmacológico para pacientes con enfermedades crónicas que habitualmente retiran en farmacias hospitalarias (VIH, Tuberculosis, Salud Mental, Epilepsia).

Diagnóstico por Imágenes: se suspenderá el otorgamiento de turnos programados. Se realizarán estudios por imágenes con solicitudes provenientes de las áreas priorizadas del hospital u otro efector de la red y de los Centros de Salud de áreas no cubiertas por Cemar.

Salas de internación general: se comenzará la reducción progresiva del número de camas destinadas a cirugías programadas ampliándose progresivamente el número de camas destinadas a la internación de pacientes afectados por Covid-19. Se realizará la refuncionalización de salas de internación dependiendo de la necesidad.

Vacunatorios: permanecerán funcionando normalmente, coordinados por la Dirección General de Inmunizaciones. Se restringirán al mínimo posible el acompañamiento a pacientes así como la permanencia de personas que no sean destinatarias de atención sanitaria.

Unidad de Terapia Intensiva/Unidad de Terapia Intermedia se transformarán las camas de UTIM a UTI en planificación conjunta con áreas ministeriales de nivel central.