Síntomas de Ómicron: es poco frecuente la pérdida de olfato

Sociedad

Especialistas insisten en la importancia de que las personas no esperen a perder el olfato para testearse, debido a que el síntoma no suele registrarse.

En medio del aumento de casos de Covid-19 por la variante Ómicron, resultados preliminares de diferentes estudios arrojaron datos sobre los síntomas que generaría y que distan bastante de las anteriores.

Uno de los principales síntomas que diferenciaba al Covid-19 de otras enfermedades era la pérdida del olfato, que se registraba en el 70% de los casos. Sin embargo, ahora indican que es "poco frecuente o nula".

perdida de olfato

El estudio se le realizó en base a 111 personas que se encontraban en un restaurante de Oslo, Noruega, el 26 de noviembre pasado. Uno de los clientes había llegad desde Sudáfrica con Covid-19 variante Ómicron e infectó a un 74% de las personas que estaba en el lugar, pero sólo un 12% tuvo pérdida de olfato.

"Los síntomas más frecuentes fueron tos, mocos y cansancio. Ninguno de los infectados tuvo que ser hospitalizado. La media de edad era 39 años", indicó el texto publicado por el diario español El País.

La pérdida de olfato es cada vez menos común. De hecho, ya con la variante Delta se daba con mucha menos frecuencia”, sostuvo Vicente Martín Sánchez, vocal de la Sociedad Española de Atención Primaria y catedrático de medicina preventiva en la Universidad de León.

Es por esto que insistió en la importancia de que las personas no esperen a perder el olfato para testearse.

Por otro lado, en los casos de la variante Ómicron de Covid-19 se registran “más cuadros con estornudos, rinorrea (goteo de la nariz), dolor de garganta más moderado y menos fiebre que con otras variantes", informó la jefa del servicio de enfermedades infecciosas del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander, Carmen Fariñas.

"Es muy parecido a un catarro normal, pero tal vez con un poco más de cansancio y malestar. Ya no vemos la pérdida de olfato y gusto", agregó Fariñas a Clarín.

Embed

Dejá tu comentario