Una mirada a la pospandemia: así serán las oficinas del futuro

Sociedad

El planteo es hacer espacios amplios con circulación cruzada de aire para mantener al mínimo las posibilidades de futuros brotes masivos de Covid-19.

Todavía no está claro si la nueva normalidad traerá de regreso la antigua presencialidad pre pandemia de Covid-19 pero ya se empezaron a diseñar oficinas amplias con buena ventilación en caso de que las empresas adopten y sostengan la modalidad mixta de trabajo en oficinas y remoto.

Por caso una "oficina inteligente" para la vida laboral post pandemia no tendría que tener contactos en las puertas, cortinas, aire acondicionado, termostatos de caldera, teclas de luz, cafeteras u otros botones y perillas.

En vez, cualquier empleado podría manejar, prender o apagar los diversos artefactos a través de una app de celular, o mediante comando por voz.

La nueva normalidad para la vida corportativa también se podrían instalar sensores inalámbricos en las ventanas para identificar si las mismas se encuentran debidamente abiertas, de manera tal que permitan la ventilación adecuada de oficinas y espacios cerrados.

oficina anti covid.jpg

Sebastián Ikonicoff, CEO de Life2Better, empresa de venta de artículos para automatizar hogares y oficinas, opina finalmente que "la ecuación es tan sencilla como una regla de tres simple: a mayor seguridad, mayor confort, lo que deviene en un nivel superior de productividad".

Así, por ejemplo, se podrían instalar cámaras infrarojas a la entrada de la oficina para identificar si un empleado o invitado tienen temperatura corporal sospechosa y actuar en consecuencia según los protocolos vigentes.

Una oficina con sistemas de módulos y sensores inalámbricos logra determinar la cantidad de personas que están en un mismo ambiente y alertar en caso de exceder el límite permitido. Asimismo, puede bloquear los accesos a espacios comunes o salas de reuniones hasta tanto no hayan sido debidamente desinfectados.

La automatización de las oficinas, además de aumentar la seguridad y maximizar el confort de empleados y empleadores, colabora con el ahorro de energía fomentando un consumo más eficiente de la electricidad.

Además de minimizar el peligro de un brote masivo de Covid-19 dentro de las empresas, el sistema de la "oficina inteligente" también determina cuándo encender o no la iluminación y a qué nivel de luminosidad, lo que permite ahorrar hasta un 30 % del consumo eléctrico.

Dejá tu comentario