La asistente de Maradona en Dubai dijo que le pidieron que sea su "novia": qué le ofrecieron a cambio

Sociedad

Graciela Camaño comenzó como cocinara del Diego en los Emiratos Árabes, pero con el correr del tiempo se convirtió en su asistente personal.

Durante siete años, Gabriela Camaño acompañó a Diego Maradona en Dubai, primero como cocinera y luego como asistente personal. Pero, de haber aceptado la propuesta que le hizo en entorno del exjugador, podría haber sido hasta su "novia".

Así lo confesó ella misma en 'Los Ángeles de la Mañana' (eltrece), donde estuvo como invitada para relatar algunas intimidades de la vida del Diego mientras estuvo en los Emiratos Árabes, donde se desempeñó como entrenador del Al Wasl y Fujairah FC y, según el relato, "era feliz".

Según el extenso testimonio de Camaño, le propusieron ser novia de Maradona a cambio de mucho dinero, auto y una casa porque "Diego no sabía estar solo".

"Es cierto. Me lo propusieron en un momento en el que no estaba Rocío. Diego no sabía estar solo. Quien me lo ofreció me pedía que lo contenga, que esté acompañado o que haya alguien al lado de él para que se mantenga contento, de buen ánimo...", afirmó Gabriela.

"Me ofrecieron plata, casa y auto. 'Todo lo que quieras, vos decilo y lo tenés', me dijeron. Fue de alguien de mucha confianza quien lo propuso, pero dije 'no, gracias'. Varias veces me lo ofrecieron", subrayó la mujer que se ganó la confianza del Diego entre 2011 y 2018.

Además detalló que la "diferencia abismal cómo vivía en Dubai y como vivía acá (en la Argentina). Allá vivía como un rey. Estaba muy bien cuidado por todos. Tenía todo lo que quería. Su casa preciosa, todo impecable. Allá era feliz".

Y agregó que "Diego era una persona difícil, pero muy inteligente. Había muchas cosas que ocurrían a su alrededor y no las sabía con certeza, pero las percibía. Tenía una alta percepción de cada uno. Sabía muchas cosas, pero como todo adulto en cierto momento cedés a muchas cosas y más si te gusta, entonces era fácil llevarlo a Diego. A pesar de que era difícil, era una persona que podías manejar si llegabas a conocerlo".

Pero Camaño aclaró: "Jamás lo vi drogarse, pongo las manos en el fuego. El alcohol sí. No era una persona que tomaba a diario, generalmente lo hacía en reuniones sociales", y añadió que "Diego tenía el problema de que no podía dormir, entonces hay veces que estaba tres días mal..."

Sobre la relación que mantenía Diego con Oliva, afirmó que "todos saben que no fue una relación tranquila. Muchas veces fui testigo de muchas cosas. Sí la quiso, creo que le daba toda esa chispa que a él le faltaba. Él necesitaba cariño, necesitaba amor. Ella estaba ahí. Él lo que quería era alguien para abastecer el amor que le faltaba, que tal vez no era exactamente el de una pareja".

Embed

Dejá tu comentario