El mayor robo de la historia: el hacker argentino devolvió los 200 millones de dólares al banco inglés

Sociedad

El hacker argentino se llama Federico Jaime y, con sólo 19 años, se infiltró en un complejo sistema de seguridad informática y en solo 18 minutos obtuvo la cifra récord. Explica cómo lo hizo y cuál fue su objetivo.

Hace un par de semanas en algunos portales internacionales circuló una noticia sobre un “hacker” argentino de 19 años que había sustraído 200 millones de dólares a un banco inglés, y que contrariamente a lo que suele ocurrir en la enorme mayoría de estos casos, había devuelto la totalidad del dinero e incluso hubo un ahorrista que recibió mucho más de lo que había perdido por lograr conmoverlo con sus palabras.

Para tomar dimensión de la situación basta decir que se trata del mayor hackeo de la historia llevado a cabo por una sola persona y que el “ataque” duró tan sólo 18 minutos, dando posteriormente lugar a una serie de comunicaciones entre las partes, reintegrando el total de lo obtenido 23 días más tarde, dejando como broche de oro a la maniobra un mensaje revelando su identidad e incentivando la práctica del “Ethical Hacking”, es decir, aquel que se lleva a cabo con el fin de dejar en evidencia las fallas de un sistema de seguridad informática.

Federico Jaime resolvió hablar luego de algunos rumores malintencionados y falaces, según le explicó a minutunouno.com.

La palabra del hacker argentino

-¿Quisieras contar un poco sobre tu historia y de qué manera obtuviste el conocimiento para que hoy se te considere un hacker?

-Yo no diría que soy un hacker. Sí es cierto que por años me interesé en la ciberseguridad; y que desde los nueve años juego con sistemas informáticos. Y tengo bastante experiencia. Pero nunca fue más que un hobby. Un hobby que aprendí a partir de lectura, imitación, y prueba y error.

- ¿Nos podrías explicar cuál es la diferencia entre un hacker de sombrero blanco y uno de sombrero negro?

-El hacker de sombrero negro es el que te roba la tarjeta de crédito, es el que te manda una página falsa para sacarte la contraseña del home banking, es el que te manda correos con virus… El que se beneficia del daño a personas o sociedades. El de sombrero blanco practica lo que se llama hacking ético; él trabaja por el bien común, adelantándose al de sombrero negro, y avisando rápidamente a la empresa del mal que podría ocurrir, o ayudando a la persona afectada. Es gracias a los hackers éticos que los sistemas informáticos son cada día más seguros.

IMG_9896.jpg

-Siendo que evidentemente estás dentro de la primera categoría, ¿podrías contar que fue lo que te inspiró a llevar a cabo la maniobra?

-Era marzo y yo desde febrero venía estudiando Ethereum. En cierto momento me llamó la atención el lado de la seguridad, y quise aplicar mi experiencia. Entonces un amigo me pasó una lista de proyectos interesantes y yo empecé a revisar sus contratos inteligentes.

-¿Porque elegiste el que elegiste y no otro?

-Entre estos proyectos estaba una plataforma de préstamos inglesa, Euler Finance. Viéndola me pareció interesantísimo el sistema modular que tenían sus contratos, y, haciéndome familiar con él, una cosa me llamó la atención: una función para donar dinero del usuario al fondo común. Y ahí brilló un error, y en cosa de dos días sin dormir hice el programa que hackeó Euler Finance.

-En términos sencillos, ¿de qué manera fuiste comunicándote con los responsables del fondo?

-Me comuniqué con ellos por la blockchain y por mail. Tengo que decir que siempre fueron muy francos y cordiales. Nada más.

-Si no me equivoco, éste es el hackeo más grande de la historia hecho por una persona. ¿Realmente creíste que el resultado iba a ser el obtenido, o esperabas otro monto?

-Es cierto que es el mayor acto de hacking financiero hecho por un individuo en la historia. Pero también es un hackeo a una empresa revisada seis veces por compañías distintas que le dieron el “okay” en términos de seguridad, y no pudieron encontrar el error. Y no, no esperaba que se pudiera hacer hasta que se hizo. Fue casi accidental, de verdad.

-¿Hay algo de lo que te arrepientas?

-No, aunque probablemente algunas cosas podrían haber salido mejor.

-Más allá de las valoraciones personales que cada uno pueda hacer, esto representa un Hito. Como autor del mismo: ¿qué mensaje quisieras dejar para la posteridad?

-El mismo que dejé en la blockchain: no sean boludos, no roben, a lo sumo hagan “bounties” (recompensas).

-¿Cuáles son hoy tus planes para el futuro?

-Volver a la Argentina y continuar mis estudios.

Temas

Dejá tu comentario