Qué se regalaron y qué se dijeron Francisco y Cristina Fernández

Sociedad

La presidente y el Sumo Pontífice tuvieron un encuentro cordial en el Vaticano, donde intercambiaron algunos obsequios.

El papa Francisco y la presidenta Cristina Fernández se mostraron cordiales y distendidos en el encuentro que mantuvieron esta mañana en el Vaticano, donde intercambiaron regalos.

El Sumo Pontífice le obsequió un grabado de la Plaza San Pedro y un libro, luego de que la Presidenta le regaló un juego de mate en estuche de suela de cuero argentino.

La mandataria puso su mano en el brazo del Papa, pero advirtió: "Ah, cierto que no lo puedo tocar", pero el jefe de la Iglesia Católica, en respuesta, le dio un beso, por lo que la mandataria, ante los presentes, afirmó: "Nunca me había besado un papa".

      subtitulado.avi

A continuación, el diálogo que mantuvieron en la recepción:

  • Cristina: Esto es un equipo de mate de los de Argentina Trabaja, la cooperativa de trabajadores argentinos. Vamos a romper los papeles porque es de buen augurio.
  • El Papa: ¡Qué bonita! ¡Qué bueno gusto!
  • Cristina: Esto es un termo, el agua y la yerbera. Mire qué linda esta yerbera de calabacita. Y la azucarera.
  • El Papa: ¡Qué bonita! Después nos tomamos unos mates.
  • Cristina (Risas): Por ahí hay alguno que lo usa y quiere convidarlo. Este es el mate que lo lleva a la boca, tiene una forma especial. Ahí está el matecito y la bombilla.
  • El Papa: Muchas gracias.
  • Cristina: No, por favor. ¿Puedo tocar? Bueno, muchas gracias. Nunca un papa me había besado.
  • Papa: Esta fotocopia.
  • Cristina: Sí, es de cuando vinimos con Michelle Bachelet (ex presidente de Chile) por los 30 años del canal de Beagle del cardenal Samoré. Es muy lindo.
  • El Papa: Esto es una mayólica que es de toda la Plaza de San Pedro. Es un mayólica especial que se hace.
  • Cristina: ¡Qué lindo! Muchas gracias, esto es para colgar.
  •  El Papa : Sí.
  •  Cristina: Ah bien, libros.
  • El Papa: Esto va ayudar para ver un poco qué pensamos en este momento los padres latinoamericanos. Es corto, y este otro es un estudio de un investigador.

Dejá tu comentario