Habló la joven que se quemó en una cama solar: "Me bajó la presión y lloraba del dolor"

Sociedad

Paula Ferro se sometió a dos sesiones de cama solar por una promoción y terminó internada con el 90% del cuerpo quemado.

El caso de Paula Ferro reactualizó la alerta sobre el peligro de las camas solares. La joven terminó en una cama del Hospital de Quemados. Rojísima, con el 90% del cuerpo comprometido, estuvo al borde de la internación. Con ganas de vomitar, deshidratada al nivel de necesitar suero, fiebre y sin poder comer ni tomar agua.

quemada cama solar almagro

¿Qué pasó? Aprovechó una promo 2x1 de una estética en Villa Pueyrredón e hizo las dos sesiones seguidas. "Les consulté por Instagram que si tenian las dos sesiones y me dijeron que sí y me dieron las dos sesiones seguidas", contó Paula en diálogo con C5N.

"Me dijo que iba a quedar un poco colorada, entré a la cama, pasó la media hora y salí como si nada hubiera pasado. A las 2 ó 3 horas empiezo a verme super colorada, mucho dolor de cabeza, frío, sentía que tenía mucha fiebre, me bajó la presión, casi me desmayo varias veces. Fue terrible, no podía caminar, no me podía acostar", aseguró la joven.

Paula tenía un casamiento este sábado y consideró que el enrojecimiento se le iba a pasar, se acostó y amaneció peor. "Me moría del dolor, lloraba, no soportaba y prefería morirme". Así que decidió ir a la guardia. "Ahí me dijeron que vaya al hospital del quemado, fui hasta allá y me dijeron que era una quemadura bastante fuerte pero que era superficial".

"Me dieron una crema y ahora se me está pelando todo el cuerpo", contó.

Embed

Dejá tu comentario