"Suelten a Los Monos o matamos a todos los fiscales": amenazas de muerte en el juicio a los Cantero

Sociedad

"Guille" Cantero y sus secuaces están en la cárcel a punto de comparecer ante la justicia de Santa Fe por varios ataques cometidos en 2018.

"Suelten a los Cantero, que vamos a matar a todos los fiscales. Suelten a Los Monos. Si no, vamos a matar a todos los fiscales", con esas palabras amenazaron a los funcionarios del Ministerio Público de la Acusación (MPA) de Santa Fe encargados de llevar a juicio a Ariel Máximo "Guille" Cantero, líder del la banda dedicada al narcotráfico.

"Guille" Cantero, quien inició una huelga de hambre el domingo pasado en el penal de Marcos Paz, está acusado junto a otros miembros de Los Monos de pepetrar en 2018 al menos 12 tiroteos contra edificios del Poder Judicial de Santa Fe.

La amenaza de muerte llegó el lunes a las 21 con un llamado al 911, y fuentes del Ministerio de Seguridad y del MPA vincularon ambos episodios con el juicio a los Cantero, líderes de Los Monos, informó el sitio Rosario 3.

Por eso se reforzó la seguridad de los fiscales Matías Edery, Miguel Moreno, Gastón Ávila y Aníbal Vescovo, así como también la del Centro de Justicia Penal, donde ya había un operativo desde el tiroteo ocurrido el día anterior a que empezara el juicio.

Además de los ataques a edificios del Poder Judicial de Santa Fe, Los Monos amenazaron a los jueces de primera instancia Hebe Marcogliese, Rafael Coria y Pablo Pinto, hoy encargados de juzgar a Cantero y compañía en la ciudad de Rosario.

Por su parte, "Guille" Cantero inició una huelga de hambre el domingo pasado tras quedar en aislamiento en el penal de Marcos Paz, provincia de Buenos Aires, por prender fuego a una mini heladera que estaba en el salón de usos múltiples del pabellón donde está alojado.

"Manga de giles, la p... que los parió. Les voy a quemar todo, no me importa nada. Ya saben quien soy yo, manga de soretes. Se van a querer matar. Todo el día voy a romper las bolas. Lo hice ayer y voy a seguir hoy", vociferó el detenido.

Con respecto al llamado al 911, el lunes se inició una investigación judicial a cargo del fiscal del Flagrancia, Franco Carbone, quien dispuso distintas medidas de urgencia.

Una amenaza similar recibió también la central 911 en 2018, aunque en aquella ocasión estaba dirigida contra jueces de Rosario en vez de fiscales, por lo cual está siendo juzgado ahora el jefe de “Los Monos”.

El vocero del Ministerio Público de la Acusación (MPA), Sebastián Carranza, dijo a Télam que fiscal Carbone “ordenó una serie de medidas para determinar la identidad” de la persona que llamó y recordó que la frase fue similar a un llamado realizado en 2018, también al 911, aunque en esa oportunidad el mensaje fue dirigido a los jueces que habían condenado a Cantero y otros cabecillas de la banda “Los Monos”.

De acuerdo a la investigación, aquella amenaza se hizo desde un teléfono celular sin chip, puesto que permite realizar llamadas de emergencia, como las dirigidas al 911.

El Ministerio de Seguridad provincial, que tiene a cargo el operativo en el Centro de Justicia Penal de Rosario en el que se realiza el juicio, reforzó desde el lunes la custodia del edificio y también la de los fiscales, dijeron fuentes oficiales.

"Guille" Cantero está siendo juzgado al igual que otros miembros de la misma narcobanda aunque no lo hacen de manera presencial, sino por videoconferencia desde la cárcel federal de Marcos Paz, donde cumple condena.

Carranza explicó que si bien la amenaza hace alusión a la familia Cantero, “no se descarta ninguna hipótesis” sobre el posible autor, “tanto de la banda que es investigada como de otras organizaciones criminales”.

Es que en otras ocasiones una banda enfrentada a “Los Monos”, liderada por Esteban Alvarado, buscó inculpar de delitos propios a la familia Cantero utilizando un cartel que había aparecido en asesinatos que decía: “Con la mafia no se jode”.

El 19 de agosto pasado, un día antes de que se iniciara el juicio a Cantero y otras seis personas por 12 hechos de balaceras a domicilios de magistrados y edificios judiciales, el Centro de Justicia Penal de Rosario fue baleado por desconocidos.

En la investigación de esos hechos, el fiscal Carbone pidió el allanamiento de la celda que “Guille” Cantero ocupa en el penal de Marcos Paz, donde se encontró un teléfono fijo a su disposición y se presume que pudo haber sido utilizado para planificar ese ataque.

Cantero está acusado en este juicio como presunto instigador de 7 de las 12 amenazas y balaceras a edificios judiciales, todas ocurridas en 2018 luego de conocida la condena a la narcobanda que lideró, y que en su caso lo sentenció a 22 años de prisión.

Dejá tu comentario