Así rescataron a Coco, el mono que estaba encerrado en un armario en una fiesta con drogas en Belgrano R

Sociedad

El animal se encontró en condiciones de abandono por estar encerrado sin luz, agua, ni ventilación; tras el allanamiento, hay cuatro imputados y el organizador del festejo fue detenido

Agentes federales del Departamento Delitos Ambientales rescataron a un mono de la especie “Auloatta Carayá Negro” con signos graves de maltrato animal, en Capital Federal. El animal se encontraba encerrado en un armario de una vivienda ubicada en La Pampa al 3100 del barrio de Belgrano.

El animal se llama Coco, tiene al menos 5 años y fue encontrado en completo estado de abandono dentro del mueble, sin luz, agua ni ventilación. Por otra parte, le habían cercenado los cuatro caninos con el objeto de que no pueda defenderse de sus captores. Además mostraba un incompleto desarrollo producto de las carencias alimenticias, presentando una incapacidad motora de los 4 miembros, denominada “Tetraparesia”. De este modo, no podía caminar de forma normal, solo podía arrastrarse como forma de desplazamiento.

mono rescatado belgrano

Como si fuera poco, se trata de una de las especies más amenazada de Argentina, estando en peligro crítico de extinción según la Sociedad Argentina para el Estudio de los Mamíferos. Se encuentran en Misiones, donde su distribución es reducida.

mono rescatado belgrano

Tras ser rescatado, el mono está al cuidado de la ONG Pájaros Caídos y bajo revisión veterinaria. Los detectives dieron aviso de forma urgente a la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (U.F.E.M.A.) a cargo del Dr. Rolero Santurian, Secretaría del Dr. Ricardo Bomparola quien dispuso el inmediato traslado de la especie a la ONG “PAJAROS CAIDOS” y la imputación del ocupante de la finca, por infracción a la Ley Art. 3 inc. 7 de la ley 14.346 (actos de crueldad a los animales) y del art. 27 de la ley 22.421 (régimen penal ley de conservación de la fauna silvestre).

mono rescatado belgrano
mono rescatado belgrano

Embed

Dejá tu comentario