Mar del Plata: mató a su madre y a su hermana de 9 años y se entregó a la Policía

Sociedad

Un hombre de 23 años se puso a disposición de las autoridades tras asesinar a sus familiares en una casa del barrio Villa Lourdes de Mar del Plata.

Un hombre se entregó a la policía en Mar del Plata este miércoles tras haber asesinado a su madre y a su hermana de sólo nueve años en una casa del barrio Villa Lourdes. El doble crimen se descubrió cuando los Bomberos fueron a la vivienda para apagar un incendio.

Tras apagar las llamas en una vivienda ubicada en Triunvirato al 800 los bomberos encontraron los cuerpos de una mujer y su hija menor de edad con heridas de arma blanca.

Durante la jornada se investigó el episodio y poco después de las 14 el hijo de la mujer, de 23 años, se presentó en la Comisaría Primera, en el centro de Mar del Plata, y pidió hablar con el jefe policial.

El muchacho ingresó a la guardia de la seccional y pidió a los gritos ser atendido por el responsable de la dependencia, y luego confesó llorando que era el autor de ambos crímenes.

Fuentes policiales informaron que Paz presentaba a su vez "un corte en la mano derecha y manchas hemáticas". Quedó detenido y a disposición del fiscal, imputado por "doble homicidio agravado", y será indagado en las próximas horas en los tribunales marplatenses.

La mujer fue identificada como Laura Verónica Sánchez, quien convivía con su pareja, su hijo Matías Nahuel, su hija de 9 y el hijo de su pareja.

Hasta ahora los investigadores policiales definieron que la pareja de Sánchez había salido con su hijo a hacer compras y en la vivienda habían quedado ella, su hija menor y su hijo.

Entonces se produjo el doble asesinato seguido de un incendio originado en la cocina de la vivienda. Para cuando los bomberos llegaron a la casa Matías Nahuel había desaparecido: sólo estaban los cuerpos de su madre y hermana en el piso.

"Las dos víctimas tenían heridas de arma blanca", informaron fuentes policiales. El caso quedó en manos del fiscal Leandro Arévalo, quien estuvo en la escena del crimen junto al jefe de la Departamental José Segovia y la Policía Científica. El acusado declarará este jueves ante Arévalo.

Arévalo consideró que el incendio "habría sido originado intencionalmente para borrar huellas y evidencias", aunque el fuego "no llegó a cobrar fuerza como para llevarse los rastros".

Además, el fiscal precisó que cerca de los cuerpos fueron halladas además algunas prendas de vestir y un cuchillo con manchas compatibles con sangre, que podría tratarse del arma homicida.

Según fuentes de la investigación, el joven, quien fue trasladado a la Unidad Penal 44 de Batán, posee antecedentes por "portación ilegal de arma de uso civil, encubrimiento y violencia familiar", aunque, "no contra las víctimas de este hecho".

El fiscal dispuso por otra parte la realización de la autopsia de los cuerpos de la mujer y de la menor para obtener precisiones sobre el doble crimen.

Dejá tu comentario