Las pruebas de que Mavys Álvarez vino al país con Diego Maradona

Sociedad

La cubana estuvo en Argentina cuando tenía 17 años y la causa por trata de personas hacia el entorno del ex futbolista ya está en la Justicia.

Luego de más de 20 años, Mavys Álvarez rompió el silencio: la cubana, que cuando tenía 16 conoció a Diego Maradona en Cuba, tomó la decisión de contar lo que fue su vida con el Diez y explicó que no lo hizo antes porque tenía miedo de que hubiera alguna represalia.

"Yo tenía 16 años pero la vida me presentó esta oportunidad y la tomé. Él era un extranjero, un rico y se había fijado en mí. No podía decirle que no. Era un privilegio ser su novia”, detalló Mavys a la televisión de Miami.

Sus palabras generaron un verdadero revuelo al contar todo lo que sufrió de la mano del ex futbolista. Ahora busca justicia porque entiende que la situación fue muy grave. Por intermedio del abogado argentino Gastón Marano, Mavys se presentó ante la Justicia argentina y pidió ser querellante en la denuncia por trata de personas al entorno de Maradona de aquel entonces, conformado por Mariano Israelit, Guillermo Coppola, Omar Suárez y Carlos Ferro Vieira. Estas personas fueron las que acompañaron al astro a Cuba en 2001.

mavys alvarez fidel maradona

La pesquisa fue delegada en la fiscalía de Paloma Ochoa por decisión del juez federal Julián Ercolini, quien tiene que decidir si acepta un pedido de Mavys para ser querellante en el caso. La denuncia presentada en los tribunales federales de Comodoro Py pide investigar lo ocurrido durante un viaje al país de Maradona en 2001 junto a Álvarez, quien por entonces tenía 17 años. Maradona, en ese momento, tenía 41.

diego maradona

En las últimas horas, varios medios tuvieron acceso a documentos que prueban que la cubana estuvo en la Argentina en 2001. Entre las imágenes, se encuentra la tarjeta de ingreso a la habitación del hotel Hilton, una carta firmada por Maradona donde afirma que se hace cargo de todos los gastos la mujer durante su estadía y una postal que Mavys le envió a su madre.

diego maradona
diego maradona

La cubana recibió un permiso por parte del presidente Fidel Castro para abandonar Cuba y viajar a la Argentina en 2001. Allí, contó, se hizo una cirugía estética por pedido de Diego. “A mí me presionaron para hacerme la intervención, sin autorización de ninguna persona responsable. Estuve dos meses y medio y no se me permitía salir sola ni hacer lo que quería, siempre había personas encargadas. Sólo me dejaron ir a comprar ropa y visitar el zoológico”, dice parte de la denuncia que presentó la cubana.

Dejá tu comentario