Milagro Sala permanece internada: cómo sigue su estado de salud

Sociedad

El referente de la Tupac Amaru ingresó este lunes a una clínica de Jujuy por un cuadro de trombosis venosa profunda. Desde su defensa denunciaron hostigamiento.

La principal referente de la organización Social Tupac Amaru, Milagro Sala, permanecía este martes internada “estable” en una sala de terapia intermedia de una clínica de la capital jujeña, mientras que su defensa denunció “hostigamiento” por parte del personal policial que la custodia.

La activista ingresó el lunes al sanatorio privado "Los Lapachos", de San Salvador de Jujuy, con un cuadro de "trombosis venosa profunda" luego de que se le practicaran estudios de rutina debido a un dolor que le aquejaba en su rodilla izquierda.

En este marco, los abogados defensores de la dirigente social informaron que, desde ese momento, Sala fue traslada a la unidad de terapia coronaria, “para ser compensada y recibir el tratamiento necesario para la trombosis”.

Durante este martes al mediodía un equipo de salud y perito de parte de Milagro Sala, informó que tomaron contacto en dos ocasiones con ella, quien se encuentra internada en la Unidad Coronaria/Terapia Intensiva del sanatorio privado.

“La misma se encuentra custodiada por dos agentes de la policía, una mujer y un hombre, en la puerta de ingreso a la UCO/UTI y un tercer agente femenino, al lado de su cama, exhibiendo ostensiblemente la portación de su arma reglamentaria”, afirmaron a través de un informe de la situación.

La licenciada en Psicología Adriana Sonia Taboada y el médico especialista en medicina legal Ariel Rossi indicaron que “si bien actualmente (Sala) se encuentra estable clínicamente, no está exenta de mayores complicaciones que pueden surgir en cualquier momento producto de su cuadro patológico de base”.

Más adelante, consideraron que la presencia de la policía al lado de su cama, “indudablemente configura una situación amenazante, de violencia psicológica y simbólica, de acoso y hostigamiento que impacta clara y directamente en su salud psíquica, generando angustia y desazón con repercusión en su cuadro clínico, tornando el pronóstico de su enfermedad más ominoso del que podría llegar a ser”.

Asimismo, afirmaron que la presencia del personal policial también “perturba”, la salud “del resto de los internados, los que no son ajenos a esta situación ya que es una sala abierta, afectando derechos de la paciente Milagro Sala y del resto de los internados”, reiteraron.

Marcos Aldazabal, uno de sus abogados defensores, había asegurado en una entrevista que brindó por la mañana a Radio Nacional que “el cuadro que presenta no está exento de complicaciones" y había anticipado que le realizarían "estudios para determinar el tratamiento a llevarse a cabo”.

Sobre ese punto, detalló que los especialistas deberán determinar si le realizan “una cirugía, o bien continuar con la anticoagulación a la espera de su evolución”, situación que caracterizó como “grave y, en el mejor de los casos, va a tardar meses en resolverse”.

Asimismo, advirtió el “peligro de que se produzca un desprendimiento de coágulos que derive un taponamiento pulmonar", por lo que Sala "debe permanecer internada sin movimiento alguno”.

Por otra parte, denunció que la “grave situación médica está rodeada del hostigamiento que caracteriza a los poderes judicial y Ejecutivo jujeños”, al detallar que, desde el momento de su internación, la policía local envió oficiales que permanecieron, en todo momento, "al lado de Sala”.

“Le impidieron tener cualquier tipo de intimidad con su familia y con el personal médico –continuó-. Para peor, los policías informan constantemente, por teléfono, acerca del estado de salud de Milagro, y le realizan preguntas tanto al personal de la clínica como a los allegados a Sala”, completó.

Embed

Dejá tu comentario