Murió la joven de 22 años internada por someterse a un aborto clandestino 

Sociedad

*La chica de 22 años que permanecía internada con diagnóstico de "muerte cerebral" en un hospital mendocino, luego de haberse sometido a un aborto clandestino, falleció finalmente en las últimas horas.

NA
Por NA
Así lo informó el subdirector del Hospital Español de esta ciudad, Carlos Bernasconi, refiriéndose al caso de la joven que permanecía internada en ese centro asistencial.

El especialista indicó que la joven murió a las 23:15 de ayer, como consecuencia de un "paro cardiorrespiratorio mientras era asistida por un empeoramiento de su estado general", de acuerdo con lo señalado por el sitio on line del diario Los Andes de Mendoza.

La joven, llamada Romina Gálvez, estaba embarazada de cuatro meses cuando decidió interrumpir la gestación y acudió a una "partera".

La mujer, luego de darle unos "tés" para adormecerla, le introdujo un elemento punzante para inducir un aborto.

Pero a raíz de esa intervención, la chica sufrió una infección generalizada.

Esta mañana, el director del hospital donde la chica se encontraba internada señaló que el cuerpo ya fue retirado por personal de la Policía Científica y Criminalística para ser llevado al Cuerpo Médico Forense, donde se realizarán los estudios pertinentes.

El aborto clandestino se había concretado el viernes de la semana pasada, y dos días después, los familiares de la joven resolvieron llevarla hasta el Hospital Paroissien, de la zona de Maipú.

Allí, debido a la gravedad del cuadro que presentaba, los médicos decidieron de inmediato trasladarla hasta el Hospital Español.

Los profesionales que la atendieron allí le extirparon el útero, pero la infección no pudo ser detenida.

Según se informó, la descompensación que había sufrido derivó en su muerte cerebral, un cuadro que obligó a los médicos a internarla en el área de terapia intensiva.

Dejá tu comentario