A qué hora llegará la nieve este viernes a la costa atlántica bonaerense

Sociedad

La masa de aire polar que avanza desde el Sur argentino provocará un fenómeno poco o nada habitual en ciudades como Mar del Plata, donde se producirían nevadas en las próximas horas.

Desde hace varios días, en la Patagonia se sufren temperaturas invernales extremas, con registros máximos que apenas superan el punto de congelación, intensas precipitaciones y fuertes nevadas que complican la vida cotidiana de pueblos y ciudades de todas las provincias.

Y esa masa de aire frío avanza hacia el Norte, provocando bajas temperaturas y precipitaciones de nieve incluso donde nunca o casi nunca se producen; por ejemplo, en buena parte de la costa atlántica bonaerense.

En efecto, para este viernes y buena parte del sábado se pronostican nevadas para varias localidades costeras, particularmente desde Claromecó y hasta Mar del Plata, donde sus habitantes esperan el fenómeno con cierta ansiedad.

A qué hora nevará en la costa atlántica bonaerense

En Mar del Plata, las nevadas podrían producirse entre las 6 de la tarde del viernes y hasta pasado el mediodía del sábado, cuando el viento estará soplando desde el Sudoeste con ráfagas de 70 kilómetros horarios y baja sensación térmica.

De acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional (SMN), el fenómeno acompañado de lluvias se producirá en horarios similares en ciudades como Miramar, Necochea y Claromecó y localidades intermedias situadas en las costas mar Argentino.

Qué tiene que pasar para que caiga nieve en el AMBA

Para que se produzca una nevada:

  • Aire frío: No solo en la superficie, sino también en las capas altas de la atmósfera. La temperatura debe ser igual o inferior a 0°C en toda la columna de aire por la que desciendan las precipitaciones.
  • Humedad: La presencia de vapor de agua en la atmósfera es fundamental para la formación de nubes y, posteriormente, de nieve.
  • Precipitación: Es necesario que se produzcan precipitaciones en forma de nieve, lo que implica que las nubes deben encontrarse a una temperatura lo suficientemente baja como para que los cristales de hielo no se derritan antes de llegar al suelo.
Embed

Dejá tu comentario