Nordelta, el barrio del escándalo y la discriminación

Sociedad

En medio de la segunda ola, un vecino de la selecta ciudad tras las rejas increpó a un policía porque le interrumpió su fiesta clandestina. No es el primero.

"Dígame su nombre y apellido porque usted entró en forma incorrecta. ¿Dígame cómo se llama? Usted está siendo filmado por una prueba en una futura causa". Así fue la interpelación que un hombre que reside en el exclusivo barrio de Nordelta le hacía al policía que acudió tras la denuncia de sus vecinos porque estaba haciendo una fiesta clandestina. "Voy a hacer una denuncia", termina amenazando quien incumplía el DNU con el que se busca mitigar la segunda ola de coronavirus en Argentina.

Nordelta

Nordelta fue noticia esta semana no sólo por el caso de la fiesta clandestina sino por dos jóvenes que temerariamente manejaron sus Ferarri a toda velocidad poniendo en riesgo a todos sus vecinos. La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) pidió suspender sus licencias de conducir tras el video que se viralizó.

Ferrari Nordelta.mp4

Los conductores fueron identificados como Emiliano R. y Alejandro F., quienes conducían una Ferrari 458 Italia y una F430 Spider mientras corrían picadas en la Avenida de los Lagos del mencionado barrio ubicado en el Partido de Tigre. No son los primeros escándalos de un barrio privado que tiene un extenso prontuario de hechos insíolitos.

BENDICIÓN EN CAMIONETA Y EL DIEZMO POR CBU

En Semana Santa de 2020, el párroco de la Sagrada Familia envió una carta por mail a los vecinos solicitando donaciones para la parroquia mediante transferencias bancarias y pasó a bendecir casas transportándose en una camioneta 4x4.

cura nordelta video

A través de un escrito enviado vía mail a los vecinos de Nordelta , Damián Rodríguez Alcobendas informó cómo iba a ser el procedimiento para bendecir los hogares: “La idea es pasar como sacerdote, ya que estoy autorizado a circular, por todos los barrios con una camioneta. Iría parado en la caja para poder bendecir desde allí a las casas y a la vez respetar las normas sanitarias de distancia y aislamiento ”, indicaba la carta escrita en primera persona.

carta cura nordelta (2).jpg

Ante la imposibilidad de recolectar aportes durante la colecta de las misas, y ante la falta de aportes del Estado, solicitaron donaciones a realizar por código QR o transferencia bancaria “para poder seguir enfrentando los gastos tales como sueldos, luz, mantenimiento y aportes a otras parroquias más humildes”.

DISCRIMINACIÓN A UNA MÉDICA

Una médica que había regresado desde Entre Ríos para trabajar en un hospital de la provincia de Buenos Aires en medio de la lucha del sistema de salud contra el coronavirus, vivió una insólita situación cuando, tras salir a hacer las compras, le prohibieron el ingreso a su casa en Nordelta. El hecho ocurrió hace más de un año, 14 de abril de 2020, en pleno aislamiento social, preventivo y obligatorio.

medica nordelta barrio golf

No me dejan entrar a mi casa porque soy medica porque estoy en contacto con pacientes con coronavirus. No dejan entrar los médicos porque tienen miedo que el resto de las personas que están aisladas en su casa se puedan contagiar de mi que también voy a estar encerrada en mi casa”, se la escucha decir en un video que compartió en sus redes sociales.

DISCRIMINACIÓN EN EL TRANSPORTE

Una trabajadora grabó el momento en el que un chofer le pide que se baje del ómnibus que brinda servicio en el barrio privado, mientras otras mujeres suben sin problemas. "Es una orden de la empresa", se le oye decir al colectivero. Ocurrió en diciembre de 2018.

micro_nordelta_discriminaci_n.mp4

"Eso es lo que hacen. Nos viven discriminando”, se queja la empleada en el video.

LA CHETA CONTRA EL MATE

En noviembre de 2017, una cirujana que se presentaba como allegada al ministro Dujovne y a “la gente del Gobierno” envió un audio que terminó siendo viral e incluso hoy se la parafrasea en las redes por creer tener superioridad "estética y moral" por sobre las "bestias" que cometían un pecado imperdonable: tomar mate.

LA CHETA DE NORDELTA.mp4

"Yo soy una cirujana, una mujer normal, pero tengo determinados códigos de estética visual y de estética moral", comienza diciendo el audio que se viralizó esta semana a través de las redes sociales, y sigue: "La gente no se ve mala, se ve buena, pero se ve que es gente que viene de barrios visualmente no muy buenos".

"No me divierte estar en Nordelta, mirando el lago, viendo gente en una reposera de Mar del Plata en el muelle tomando mate. Para eso, no invertía 200.000 dólares… Me molesta ver un grupo de gente que lleva al perro a la pileta como si estuviéramos en la Bristol de Mar del Plata".

Finalmente, la "cheta" pasó a ser algo menor y gracioso al lado de los corredores de picadas o el impertinente de la fiesta clandestina.

Dejá tu comentario