Dos chicas resultaron heridas luego de que les cayera encima un parlante en un boliche de Palermo

Sociedad

Como consecuencia del golpe una de ellas quedó inconsciente y debió ser hospitalizada. Los encargados del boliche negaron la acusación.

Dos chicas resultaron heridas, y debieron ser hospitalizadas, luego de que en la madrugada del domingo les cayera encima un parlante del boliche bailable al que habían concurrido en el barrio porteño de Palermo.

Según denunciaron las jóvenes todo ocurrió alrededor de las 5 de la madrugada del domingo, en el local Porto, situado en la Avenida Scalabrini Ortiz al 1400.

Gianella, una de las víctimas, contó que todo comenzó cuando ella y su "mejor amiga" reservaron "una mesa del VIP, que estaba explotado de gente" y comenzaron "a bailar".

"La mesa que reservamos en el VIP estaba en un rincón, pero abajo del parlante. Estábamos bailando lo más bien, cuando en un momento sentí un golpe fuertísimo en la cabeza y ahí vi que era el parlante que se cayó arriba mío y al rebotar le cae a mi mejor amiga que terminó inconsciente", detalló la joven.

Enseguida, personal del boliche llamó al SAME para atender a las chicas heridas y al llegar ordenaron que fuesen internadas.

La joven que resultó más herida fue derivada a la Clínica Bazterrica, donde se ordenó la realización de una tomografía computada y así descartar lesiones severas.

Allegados a las jóvenes heridas, denunciaron que luego del hecho, el boliche siguió abierto y con música, en absoluta normalidad.

Sin embargo, encargados del reducto bailable negaron que se hubiera caído un parlante y remarcaron que el golpe en la cabeza se produjo porque las jóvenes estaban saltando y en un momento determinado impactaron la cabeza sobre la estructura, montada a un metro y medio del piso.

En ese sentido afirmaron que la infraestructura está bien asegurada, por lo que es imposible que se hubiera caído.

Fuentes policiales revelaron que, a pesar del hecho, hasta este lunes a la mañana no se había radicado denuncia alguna.

Embed

Temas

Dejá tu comentario