Desesperada búsqueda de una enfermera de González Catán que desapareció cuando iba a trabajar

Sociedad

Elizabeth di Legge salió el viernes de su casa y no volvieron a verla. Su esposo advirtió que la mujer "tiene una discapacidad auditiva".

Elizabeth di Legge, una enfermera de 47 años oriunda de la localidad bonaerense de González Catán, partido de La Matanza, desapareció el viernes pasado, cuando iba a trabajar.

La última información que se tiene de la mujer es que habría salido de su casa cerca de las 10 en dirección a la estación de tren del ramal Belgrano Sur para dirigirse al Hospital Churruca, ubicado en el límite de los barrios porteños de Nueva Pompeya y Parque Patricios, donde debía hacer un servicio de guardia.

La Policía Bonaerense desplegó un intenso operativo de búsqueda, por ahora sin resultados. “No sé qué decirles a mis hijos”, dijo angustiado, Silvio, el esposo de la mujer en declaraciones televisivas.

Silvio trabaja como enfermero en el mismo hospital que su esposa, pero a contraturno, por eso el viernes salió temprano y dejó a Elizabeth durmiendo al igual que los tres hijos del matrimonio. “La noche anterior habíamos tenido una discusión”, contó el hombre, aunque aclaró: “Fue un intercambio por cosas de lo cotidiano, no hubo gritos ni nada”.

Si bien por la mañana no volvieron a hablar, Silvio no encontró ningún indicio que le hiciera pensar que Elizabeth tuviera la intención de abandonar su hogar. “Ella salió a trabajar normalmente de casa y no llegó”, remarcó.

El hombre mostró una nota manuscrita que su esposa le dejó a su hijo menor antes de salir. “Jano me fui a trabajar. Estudiá”, escribió Elizabeth, junto con una serie de recordatorios sobre los temas que el chico debía repasar. Todo absolutamente normal hasta alrededor de las 10 de la mañana del viernes, la última vez que estuvo en línea su WhatsApp.

Aproximadamente a esa hora, la enfermera tendría que haber tomado el tren Belgrano Sur para llegar al Churruca a tiempo para tomar su guardia. No obstante, cuestionó su esposo, todavía no se pidieron las cámaras para constatar que efectivamente subió al transporte público.

Silvio señaló que su esposa “tiene hipoacusia. Entonces, para viajar usa un certificado de discapacidad y no la Sube, donde quedan registrados los viajes”.

Elizabeth es de contextura física delgada, de 1,55 metros de estatura, tez blanca, cabello largo hasta los hombros, teñido de color rubio y ojos marrones.

Embed

Dejá tu comentario