La última comunicación con la torre de control de los pilotos que murieron yendo a Punta del Este

Sociedad

Había partido desde San Fernando hacia Punta del Este. La encontraron estrellada en la zona de Sierras de las Ánimas, en el departamento de Maldonado.

Un avión con matrícula argentina cayó este domingo en las Sierras de las Ánimas, en el departamento de Maldonado, Uruguay. La noticia fue comunicada por la Fuerza Aérea de ese país que confirmó la muerte de los dos tripulantes de la aeronave: Kevin Alonso Raggio, de 27 años, y Franco Pamboukdjian Acevedo, de 22.

Alonso Raggio, instructor de vuelo que trabajaba en el Aeródromo de Morón, habría sido quien piloteaba la nave, mientras que Pamboukdjian Acevedo, habría oficiado de copiloto. El joven de 22 años se había preparado como piloto de avión privado y realizó el curso para piloto comercial con habilitación de vuelo por instrumentos.

"Montevideo Control, al momento estamos con proa al suyo ingresando por el radial 320° a unas 20 millas fuera, instrucciones para el arribo si es tan amable", se lo escucha al piloto en el audio, que fue difundido por la cuenta especializada Aviones en Ezeiza.

accidente avioneta uruguay

A la solicitud, el encargado en la torre de control, procede a darle los detalles técnicos al piloto de la aeronave en vuelo. Entre otros datos, le marca un viento a 19 nudos. "Notifique establecido", le dice el funcionario del aeropuerto para chequear que la información haya llegado correctamente.

"Vuelve en básica por derecha y volvemos establecidos", contesta el piloto y reitera la matrícula de la avioneta: LV-CVT, en el léxico que manejan en la aeronavegación.

La comunicación se dio entre la aeronave y el radar de Montevideo, que es una posta previa al contacto con Punta del Este. Según explicaron fuentes aeronáuticas, en ese trayecto es frecuente que la torre de Montevideo actúe como primer anillo de control aéreo y derive a las aeronaves de menor porte para su aterrizaje, incluso en el esteño aeropuerto internacional de Laguna del Sauce.

Sin embargo, los pilotos no volvieron a contactarse. Ni con Montevideo ni con Punta del Este, un paso posterior. El avión cayó en la zona serrana.

El avión, un Piper PA-24 Comanche, fue encontrado en la Sierra de las Ánimas, en un sector cercano al mirador de Nueva Carrara y unos kilómetros antes del cerro Pan de Azúcar, en Piriápolis. Hasta allí bajó uno de los helicópteros de rescate que constató el fallecimiento de los dos tripulantes que viajaban.

El último contacto de la torre de control se registró a las 12:43, según la Fuerza Aérea uruguaya y al no localizarlo de inmediato se activó el protocolo de búsqueda con helicópteros del escuadrón aéreo N° 5.

Voceros de la Fuerza Aérea de Uruguay confirmaron que el piloto había solicitado bajar a 1000 pies, que equivalen a 300 metros aproximadamente, probablemente debido a una cuestión de escasa visibilidad por niebla o nubes a baja altura.

.

Dejá tu comentario