Giro en la causa por el hombre asesinado en Recoleta: buscan al hijo del portero

Sociedad

Según reveló el sobrino de la víctima de 81 años, el hombre mantenía una relación sentimental con el sobrino del portero, quien ahora es buscado como sospechoso.

Este sábado fue hallado asesinado un hombre de 81 años en su domicilio del barrio porteño de Recoleta, y si bien en un primer momento se estimaba que se trataba de un crimen en situación de robo, en las últimas horas hubo un giro en la investigación y ahora buscan al hijo del portero del edificio.

La víctima fue identificada como Raúl Schiavo. La primera hipótesis era la de robo, ya que se encontró desordenado el departamento.

Sin embargo, según contó el periodista Pampa Mónaco en C5N, el sobrino de la víctima aseguró que el hombre tenía una relación sentimental con el hijo del encargado del edificio, que ahora está sospechado como posible autor del hecho.

https://twitter.com/C5N/status/1568735059066118144

Fuentes policiales indicaron que estuvo al menos 72 horas sin vida. No hay rastros de violencia en la puerta de acceso, mientras que el cuerpo el cuerpo en la cama y con marcas el en cuello, por lo que los investigadores creen que la muerte fue por asfixia mecánica.

El hallazgo se produjo en un edificio ubicado en avenida General Las Heras al 1900, en ese barrio de la zona norte porteña, adonde efectivos de la Comisaría Comunal 2 de la Policía de la Ciudad acudieron al ser alertados acerca de una persona que no respondía a los llamados.

Una vez en el lugar, los agentes se entrevistaron con un hombre, quien les refirió que hacía varios días que no lograba contactarse con su tío de 81 años, quien residía en un departamento de dicho edificio, según informaron fuentes policiales citadas por Télam.

Los uniformados y el sobrino del hombre ingresaron al inmueble, en el que advirtieron a simple vista un desorden generalizado, con cajones revueltos y elementos tirados en el suelo.

Luego, los policías se dirigieron a la habitación y encontraron al hombre buscado, tendido en la cama, sin signos vitales y con marcas en su cuello.

A raíz del hallazgo se convocó a una ambulancia del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) del hospital Fernández, cuyos profesionales constataron la muerte del hombre de 81 años.

Embed

Temas

Dejá tu comentario