Salta: iba a dar a luz, le negaron la atención en el hospital y la beba nació en la vereda

Sociedad

Las autoridades del Hospital Papa Francisco de la provincia de Salta ya anunciaron que sancionarán a la empleada que impidió el ingreso de la mujer.

Un hecho aberrante sucedió este jueves por la noche frente al Hospital Papa Francisco de la provincia de Salta: una mujer a punto de parir se presentó en la recepción del centro de salud para traer al mundo a su beba y fue rechazada por una miembro del personal de admisión porque no había médicos para asistir el parto.

Lo verdaderamente indignante fue que la empleada del hospital, identificada como Claudia Zerda, ni siquiera permitió que la embarazada recibiera ayuda por parte de los profesionales de guardia.

Al salir del nosocomio, frustrada por el rechazo, la chica que estaba a punto de dar a luz rompió bolsa en la calle y debió ser asistida por vecinos del lugar que acudieron a ella por los gritos que daba la mujer debido a los dolores naturales de la situación. Cuando la beba nació, accidentalmente, cayó al asfalto y sufrió una fractura de clavícula.

Afortunadamente, ambas están fuera de peligro, luego de ser asistidas por personal del lugar y trasladadas al Hospital Materno Infantil de la zona, donde se espera que les den el alta este sábado.

Lo cierto es que el episodio fue registrado en el celular de un vecino tras la inaceptable respuesta de la trabajadora del hospital y, rápidamente, trascendió en toda la provincia de Salta.

mujer dio a luz en la calle.mp4

Por esta razón, autoridades del nosocomio afirmaron que la empleada será sancionada debido a su inesperada actitud, ya que una buena opción y respuesta hubiese sido la asistencia en guardia a pesar de no contar con personal de obstetricia.

El padre de la recién nacida, Sergio Flores, relató lo sucedido: "Estábamos en la casa y ella me dijo que le dolía mucho la panza. Saqué la moto y fuimos para allá, pero el Materno Infantil es lejos y no llegaba, por eso me pidió que la llevara al Papa Francisco. Cuando dejé la moto ella ya había bajado antes y vi que volvía. Me dijo que no la podían atender porque no tenían personal".

"A ellos no les importa nada. Cuando la quise llevar al Materno me dijo que no podía, que le dolía mucho, que le pidiera una ambulancia. Entré y le dije a la señora que llamara a una ambulancia y ella me dijo que no podía, que yo tenía que llamar al 911. Yo salí enojado, no fueron capaces ni de llevarnos en la ambulancia que tienen acá", agregó.

Luego continuó: "En el 911 me dijeron que no podían mandarme la ambulancia, íbamos a tomar un remís, caminó ese trecho, unos ocho metros, y una mujer se acercó y me dijo que nos podía acercar al Materno Infantil. En ese trecho para llegar al auto de la señora, rompió bolsa, sentí que algo había caído en mis pies y ahí estaba el bebé, si no sostenía a mi señora ella se iba a caer arriba de la bebé".

De hecho, el hombre se acercó luego a Claudia Zerda, la empleada que rechazó a su esposa le preguntó su nombre completo y reclamó: "aunque sea hubieses llamado a una ambulancia y no fuiste capaz, mi bebé tuvo que nacer en la calle". A lo que la encargada de admitir pacientes contestó: "yo le dije lo que tenía que hacer, desde acá no puedo llamar a una ambulancia".

Increíble.

Embed

Dejá tu comentario