Santa Fe: recapturaron a tres prófugos del penal de Piñero

Sociedad

Todavía hay cinco presos prófugos. Los delincuentes se escaparon el domingo pasado escondidos en el baúl de un auto en una secuencia que quedó registrada.

La Policía de Santa Fe detuvo en las últimas horas a tres de los ocho presos que lograron fugarse el domingo pasado del Penal de Piñero, a 30 kilómetros de Rosario. Se sabe que entre los delincuentes que faltan recapturar se encuentra Claudio Mansilla, quien enfrenta un juicio por doble homicidio.

El juicio a Claudio "el Morocho" Mansilla empezó el 22 de junio pasado y la fiscalía ya pidió que se lo condene a 25 años de prisión por el homicidio de dos adolescentes, uno de 16 y otro, de 18. Se espera que la justicia de Santa Fe emita un fallo este miércoles, informó C5N.

Mansilla también está acusado de matar a un muchacho hace algunos meses en Rosario, y ese crimen se volvió particularmente notable por el tiroteo que ocurrió en el funeral de la víctima, en el que murió un hombre.

fuga santa fe

De los 15 presos que intentaron fugarse del penal de Santa Fe sólo ocho lo lograron, y dos de ellos fueron aprehendidos este lunes cuando circulaban escondidos en el baúl de un Honda Civic. La conductora del vehículo quedó detenida.

Además de Mansilla, también se fugaron Exequiel Rodolfo Romero (20), Martín Alejandro Cartelli (48) Alejandro Andrés Candia (35) y Daniel David Piscione (31), quienes siguen siendo buscados en distintos operativos por toda Santa Fe, y Alejandro Antonio Schmittlein (40), quien fue recapturado en las últimas horas.

En una conferencia de prensa realizada esta mañana en Rosario, el fiscal del caso, Franco Carbone, vinculó el ataque a la cárcel de Piñero y la fuga de los presos a un tiroteo o varios que se registraron en la zona el viernes pasado, y a distintos accidentes viales que se registraron en la autopista 012 y el cruce con la ruta 14 por clavos "Miguelitos" que fueron arrojados en la cinta asfáltica.

El hecho ocurrió ayer a las 17.20 en la Cárcel de Piñero, ubicada a unos 30 kilómetros de Rosario, cuando la unidad penitenciaria recibió un ataque desde el exterior, en el cual habrían participado tres hombres que estaban a bordo de un vehículo y contaban con subfusiles automáticos FMK3, pistolas calibre 9 milímetros y 11.25 milímetros, con las que se enfrentaron a tiros con el personal penitenciario mientras cortaban los dos tejidos del vallado.

Como consecuencia del tiroteo murió uno de los tres atacantes que llegaron desde el exterior y un interno resultó herido.

Según Carbone, la fuga se produjo "en escasos minutos" y no quedaron pruebas porque "en lo que es el perímetro exterior no hay cámaras que puedan otorgar los registros fílmicos".

Sin embargo, los movimientos de los presos antes de la fuga sí quedaron registrados por una cámara de seguridad dentro del penal ubicado a 30 kilómetros de Rosario.

"Lo que hicieron en un recorrido de aproximadamente 200 metros dentro de este campo que separa el extra muro del interior de la cárcel quedó filmado por una cámara. En realidad hay cuatro cámaras de las cuales tres no funcionaban al momento de la evasión. Algunas cámaras no funcionaban aparentemente hace varios años", explicó.

Para Carbone y los investigadores policiales y judiciales, el golpe fue "previamente planificado" por una banda con "gran poder de fuego" y se presume que el objetivo principal era la fuga de Mansilla, que sigue prófugo.

Dejá tu comentario