Rescataron a un nene que había sido secuestrado: "Estaba pidiendo auxilio a la orilla de la banquina"

Sociedad

Una mujer que ayer asistió al niño de seis años secuestrado en su vivienda del barrio porteño de Mataderos y hallado luego en la ciudad bonaerense de Campana contó hoy que lo vio "pidiendo auxilio en la orilla de la banquina", que estaba "temblando y en shock" y que decía que "lo habían robado de su casa".

"Estaba pidiendo auxilio en la orilla de la banquina, al límite con la ruta. Veníamos de Azcuénaga, había mucho tráfico y fuimos tres autos los que paramos al mismo tiempo", recodó Soledad. La mujer explicó que al verlo "temblando en shock" lo envolvió con su abrigo y lo subió al primer auto que vio, ya que "tenía mucho frío".

En esas circunstancias, relató en TN, se acercó una agente policial, quien empezó a tomar nota de cada dato que el niño iba dando, ya que hasta ese momento no estaban al tanto del secuestro.

"Él se presenta como un nene al que lo robaron de su casa y empieza a contar cómo transcurre todo este horror. Fue muy valiente porque si bien estaba en estado de shock preguntaba cómo estaban sus papás porque la última imagen era que les habían encintado la boca y la nariz y su miedo era que sus papás estuviesen ahogados", detalló Soledad.

El niño fue finalmente devuelto a sus padres, quienes mientras estuvo cautivo recibieron un llamado en el que les exigieron 600 mil dólares de rescate, según informaron fuentes policiales.

El hecho se inició el lunes al mediodía, en una vivienda de la calle Montiel, de Mataderos, donde reside un hombre de la comunidad gitana que se dedica a la reparación de máquinas viales y a la compra venta de metales.

secuestro niño mataderos

Según las fuentes, ese hombre, exadicto a la cocaína, denunció que en circunstancias en que recibía a un amigo, dos personas que dijeron ser policías ingresaron su casa y los redujeron junto a su esposa, tras lo cual se llevaron cautivo a su hijo de seis años.

De acuerdo al denunciante, los captores escaparon con el menor a bordo de un Fiat Siena gris, que fue hallado abandonado poco después en la calle Melo y colectora General Paz.

Poco después, la madre del niño capturado denunció haber recibido un llamado extorsivo en su celular en el que le exigieron un rescate de 600 mil dólares.

Ante esta situación intervino el personal de Antisecuestros de la Policía Federal Argentina (PFA) y el fiscal federal Franco Picardo, que dispuso las diligencias de rigor en procura de rescatar al menor.

Finalmente, por la tarde, el niño fue hallado ileso y descalzo a la vera de la ruta 9, a la altura del kilómetro 78, de Campana.

Los pesquisas procuraban ahora establecer quiénes fueron los autores del secuestro, para lo cual se disponían hoy a tomar declaración a los padres del niño en sede judicial.

Embed

Temas

Dejá tu comentario