¿Es posible imantarse por la vacuna del coronavirus?

Sociedad

Expertos de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) aseguraron que no es posible imantarse por una vacuna.

De la mano de los movimientos antivacunas las redes sociales se llenaron de fake news que advierten sobre los efectos secundarios que producen inocularse en este caso contra el coronavirus. Desde que comenzó la campaña de vacunación se habló desde que es un veneno hasta que te instalan un chip para controlarte, y la última afirmación es que te "imantas".

De hecho hace pocos días una joven de La Plata aseguró a través de su cuenta de Instagram que luego de recibir la primera dosis de la vacuna que desarrolló el laboratorio AstraZeneca/Oxford distintos objetos metálicos se “imantaban” en el brazo en el cual recibió el fármaco.

Al ser consultados sobre este caso, especialistas en vacunas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) negaron que esto pueda suceder. “Hace poco me hicieron ver un video para consultarme sobre este tema pero era al revés: lo que había adentro de la vacuna era metal. Sin embargo, ahora lo que hay adentro de la vacuna son imanes. Es un imán superpoderoso”, ironizó Daniela Hozbor, investigadora del Laboratorio VacSal del Instituto de Biotecnología y Biología Molecular de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata- CONICET, en diálogo con el portal 0221.

Al ser consultada por la composición de las vacunas, la profesional detalló que “no hay metales ni imanes. Si uno mira la composición de las vacunas que está en los prospectos no hay nada. En las vacunas todo está muy controlado en cuanto a composición”, sostuvo.

“Entonces, en este caso, sería un nuevo imán que tiene el poder de pasar por la jeringa, en una cantidad que es espectacular, que es capaz de tener esa potencia y que después se vaya con los días. Ese imán dejó de ser imán y se perdió”, especuló.

Por su parte, el responsable del área de Epidemiología de Región Sanitaria XI, el doctor Eduardo Fortunato, indicó que una inyección tiene 0.5 mililitros (mL) y reflexionó: “¿Cómo es posible mover con un imán un cuchillo de ese tamaño? Supongamos que aunque fuera todo imán, estamos poniendo medio mL en un cuerpo. Eso no resiste un análisis científico y, por otro lado, de sentido común. A veces circula mucha información que no tiene ningún fundamento científico”.

Sobre la posibilidad de que esto ocurra con alguna vacuna, los especialistas remarcaron que “no hay nada para sospechar que esto fuera así” y, para hacer esa afirmación, habría que hacer un estudio con rigor científico para evaluar cuál es la repuesta del suero que desarrolló el laboratorio AstraZeneca junto a la Universidad de Oxford.

“Lo que nos preocupa es cómo funciona la vacuna, ya se demostró que funciona muy bien, los datos están en varios países. Se puede mirar lo que pasa en los países del Reino Unido que usan fundamentalmente la vacuna de Oxford/AstraZeneca, además de Pfizer. En todo caso, habría que hacer un estudio con rigor científico y hacer unas comparaciones con vacunados con diferentes vacunas, ver y prever. Además de analizar los elementos que tienen una determinada calidad para ver”, enfatizó Hozbor, experta en vacunología.

Sobre el seguimiento que realizan sobre este tipo de desarrollos, la investigadora de la UNLP detalló que se les hace una observación constante para saber si funcionan bien, su seguridad y cuando aparece algún evento se frena el estudio y luego se decide cómo continuar: “Esto es lo más valioso. En cuanto al resto no hay ninguna sospecha de por qué y, a la hora de mirar eso, tendría que tener una súper molécula que pase a través de la jeringa y que tenga un efecto que genere estos campos magnéticos y que desaparecen instantáneamente”.

En esa línea, Fortunato insistió en la cantidad de suero que recibe una persona que se inocula contra el coronavirus y destacó que, en caso de esto ocurra, la reacción debería ser en todo el cuerpo “y no solo en el brazo que recibió la dosis”.

“Ninguna de las vacunas con las que estamos trabajando tiene un producto electromagnético. Todos los fármacos con los que hoy cuenta la humanidad, en general, modulan procesos que el cuerpo ya tiene. No se agregan fenómenos nuevos. No lográs que el cuerpo haga algo que no puede hacer. Simplemente modulás los mecanismos normales de tu cuerpo”, sostuvo.

Dejá tu comentario