Provincia aprobó los protocolos para la temporada de verano 2021

Sociedad

Con el verano a la vuelta de la esquina se publicaron este martes los protocolos para cada actividad turística en la provincia de Buenos Aires.

El Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación tecnológica publicó este martes los protocolos que se aplicarán en la provincia de Buenos Aires durante la temporada de verano 2021, que en rigor arrancará el 1ro de diciembre de 2020 y se extenderá hasta el 4 de abril próximo.

La Provincia aprobó 13 protocolos que serán aplicados a los alojamientos, playas y balnearios, a los campings, el turismo rural, las agencias de viaje y turismo, parques temáticos y de atracciones, y el enoturismo, entre otros rubros.

En líneas generales todos los protocolos se basarán en el distanciamiento social, el uso de tapabocas y el lavado frecuente de manos para evitar la propagación del coronavirus en una temporada donde el turismo concentra a grandes cantidades de público en ciertas localidades.

Luego habrá algunas diferencias adecuadas a cada rubro: por ejemplo, en los alojamientos no se habilitarán espacios comunes como sala de estar, salones de usos múltiples o de juegos. La climatización de los espacios comunes se deberá realizar exclusivamente con ventilación natural para garantizar la renovación del aire con ventilación cruzada.

Los desayunos y comidas incluidas en la tarifa deberán suministrarse en la habitación o en la modalidad "para llevar", y se las podrá consumir en el desayunador o comedor del hotel siempre y cuando se cumpla con el aforo del 30%, distanciamiento social y condiciones de higiene y desinfección.

Otro claro ejemplo es el de los balnearios, donde no estará permitido practicar deportes grupales o cualquier actividad recreativa en la que no pueda garantizarse el distanciamiento social de 2 metros entre personas.

costa fin de semana largo coronavirus

Las sombrillas tendrán que estar a 2 metros de distancia, pero otros detalles, como la capacidad máxima por cada una, o por cada carpa, será determinada por cada municipio.

Las piscinas podrán funcionar solo al aire libre y con un sistema de turnos que garantice un aforo del 30% del público.

En las playas públicas se sumará a las medidas generales de distanciamiento y uso de tapabocas la desinfección periódica de los sanitarios, que deberá ser garantizada por los gobiernos municipales, así como la disponibilidad en los mismos de lugares adecuados para lavado de manos con agua y jabón (dispensador de jabón líquido/espuma, toallas descartables o secadores de manos) y alcohol al 70%, ubicados a una altura no mayor de 1,20 m para garantizar su alcance por todas las personas.

Los campings, siempre tan rústicos, estarán habilitados con un aforo del 50%, lo que permitirá la colocación de carpas parcela de por medio. Los espacios comunes como las mesas, piletas de lavado y parrillas o fogones se podrán utilizar respetando la distancia social de 2 metros entre personas que no pertenezcan al mismo grupo conviviente.

El uso de baños y vestuarios estará determinado por un sistema de turnos para evitar aglomeraciones. Los espacios de juegos y canchas deportivas no estarán habilitados.