Arrecifes: la mamá de la joven que perdió su embarazo reveló que el agresor golpeó a su hija en la panza

Sociedad

Sandra dio por C5N detalles del ataque que sufrió Shirley Johana Rodríguez, quien cursaba el quinto mes de gestación. El hombre amenazó a la chica y a su madre de matarlas si lo denunciaban.

La madre la joven de 19 años que perdió a su bebé de cinco meses de gestación tras una feroz golpiza por parte de su pareja en la localidad bonaerense de Arrecifes contó que los golpes fueron dirigidos a la panza y tenía la intención de que pierda el embarazo.

arrecifes violencia de genero

Sandra, mamá de Shirley Johana Rodríguez contó a C5N cómo fue el violento ataque por parte de Ariel Morosini que desencadenó la muerte de Keila, la bebé de cinco que ambos esperaban. La mujer reveló que Johana había decidido romper la pareja y ese día fue a la casa que ambos compartían para llevarse sus cosas y Morosini la golpeó en la panza y le produjo una hemorragia.

"Ella había decidido irse por la violencia que recibía. Ese día me dice si no volvía a las 12 que la llame. Lo hice y no me me contestaron. Ahí empecé a sospechar. Más tarde él me llamó y me dijo que Johana estaba internada y que no lo denunciara porque la iba a matar a trompadas a ella y a mi también", relató Sandra.

Según contó luego la víctima, el hombre dejó hasta la puerta del hospital con la hemorragia y la abandonó pero luego regresó en dos oportunidades para amenazarla con que no lo denuncie porque la iba a matar. Johana debió ser intervenida de urgencia, le indujeron el parto por los golpes. La bebé nació con un estado de salud muy grave. "Los médicos me avisaron que nació y era una nena. Me dijeron que no me haga ilusiones porque era muy chiquita. La trasladaron a un hospital de Pergamino para tratarla pero murió en el camino", contó Sandra.

Ese mismo día Sandra denunció a Morosini en la comisaría y él fue detenido pero Unidad Fiscal de Investigación (UFI) Nº 3 de Arrecifes decidió liberarlo horas más tarde por "no tener pruebas suficientes para mantenerlo detenido". La causa fue caratulada como "lesiones leves agravadas, amenazas y privación ilegitima de la libertad".

La conmoción social y movilización de los vecinos de Arrecife hizo que este jueves el hombre sea nuevamente detenido. Piden que sea imputado como autor de un femicidio vinculado, que comprende la muerte perpetrada por un femicida para castigar o destruir psíquicamente a una mujer.

La abuela de Johana, Andrea contó a C5N que días antes de que se separaran en un balneario de la ciudad él la tiró al piso y también le pegó patadas en la espalda y en la panza. "Él estaba celoso. La gente del lugar no se metió porque él dijo que los mataría hasta que unos nenes lo persiguieron a palazos y se fue", dijo.

Además, subrayó que "Johana estaba muy flaca y que él no la dejaba salir ni que atendiera el teléfono. Su hermana era la única que estaba al tanto un poco de lo que estaba viviendo y le insistía que lo denunciara pero ella no lo hacía por miedo". Sumo que el hombre habría sido violento también con algunas de sus ex parejas.