Golpeó a su pareja y lo liberaron por "falta de antecedentes"

Sociedad

La dejó con la cara ensangrentada y golpes en los brazos. No obstante, para la Justicia, el agresor " no era un peligro para la víctima", y lo liberó.

La justicia de San Luis resolvió dejar en libertad por "falta de antecedentes" a un hombre que la semana pasada había sido procesado por "lesiones leves agravadas por mediar violencia de género", tras atacar a trompadas a su pareja.

Se trata de Cayetano Romero, de 45 años, quien la semana pasada agredió a su pareja en su casa del barrio La Ribera de la ciudad de Villa Mercedes, distante a 100 kilómetros de esta capital.

Tras el ataque, Romero fue procesado por "lesiones leves agravadas por mediar violencia de género" por la jueza María Antonella Panero, a cargo del Juzgado Contravencional y Correccional de Villa Mercedes, quien además dictó una restricción de acercamiento.

Sin embargo, en las últimas horas, tras haber estado detenido cinco días, el hombre recuperó la libertad porque la jueza consideró que "no tenía antecedentes en los que valorara que era un peligro para la víctima y porque tampoco tenía otro tipo de denuncia".

Por su parte desde el Juzgado de Familia, Lorena Báez, le impuso una restricción de acercamiento por seis meses y además Romero, fue procesado por infringir el decreto nacional, y el respectivo decreto provincial de adhesión, que prohíbe la circulación después de las 20 horas, para evitar la propagación del coronavirus.

El hombre obtuvo su libertad, luego de que el martes de la semana pasada llegara "ebrio" a la casa de la víctima, revisara su teléfono, le recriminara una supuesta relación con un ex y sin mediar repuesta la atacara con trompadas en el rostro y en el cuerpo.

"Me dio un piñón en la nariz y después me siguió pegando, me pegó en la boca, me tiró al suelo y yo me defendí como pude, lo empujaba, pero me quitó las llaves porque quería dejarme encerrada", detalló la víctima en su declaración. Los gritos y golpes despertaron al hijo de la mujer, un adolescente de 14 años, que pedía por favor que dejara de "pegarle a su mamá" y generó la intervención de una pareja vecina, que lo redujeron para calmarlo.

La mujer tenía la cara ensangrentada y golpes en los brazos y la espalda que fueron constatados por el personal médico que actuó en la causa.

Dejá tu comentario