Le negaron la excarcelación al hijo de Pappo y continuará preso por agredir a su pareja

Sociedad

Luciano Napolitano está denunciado por amenazar de muerte, golpear y secuestrar a su pareja.

La Justicia de San Isidro rechazó excarcelar a Luciano Emilio Napolitano, de 46 años, y seguirá preso por violencia de género, acusado de haber amenazado de muerte, golpear y privar de su libertad a su pareja.

El juez de Garantías N°5 de Tigre, Diego Martínez, rechazó el planteo de la excarcelación que había presentado la defensa del hijo de Pappo y al que se había opuesto la fiscal de la causa, Mariela Miozzo, de la UFI de Violencia de Género de dicha localidad.

Es por esta resolución, que Luciano Napolitano continuará detenido acusado por los delitos de "lesiones leves agravadas por el vínculo y por mediar violencia de género en concurso real con amenazas, privación ilegal de la libertad agravada y tenencia ilegítima de arma de guerra".

El próximo sábado la víctima, Mariel Oleiro, ampliará su declaración en la fiscalía y en base a lo que cuente, se podría complicar la situación de Napolitano, según señalaron fuentes judiciales a Télam.

"En su declaración original, la víctima no pudo contar detalles que sí narró ante el personal especializado que está haciendo el seguimiento, y también podría denunciar otros episodios previos que incluso contó en distintos medios de comunicación y aún no estaban formalmente denunciados", ampliaron.

El hecho denunciado ocurrió el lunes 24 de mayo, en una vivienda ubicada en Jujuy 3452, Tigre, que Napolitano compartía desde hacía cuatro años con su pareja Oleiro. De acuerdo a la declaración de la víctima todo se inició cuando le pidió las llaves para ir a comprar comida para sus mascotas y él comenzó a insultarla y golpearla, también la roció con alcohol e intentó atropellarla con la camioneta y la dejó encerrada en el quincho de la propiedad hasta que al día siguiente logró escapar y llamó al 911.

Luego de una serie de allanamientos, Napolitano fue detenido el miércoles 26 de mayo a la madrugada y puesto a disposición de la justicia.

En la casa se secuestró un revólver calibre 38 cargado y municiones del mismo calibre, algunas de las cuales habían sido percutadas y, según las fuentes, el acusado no tiene permiso de tenencia ni portación del arma.

chapita violencia de genero chapa placa banner

Dejá tu comentario