Quién iba a vaticinar que Lucas Alario, aquel desconocido delantero que hace poco más de un año navegaba en la intrascendencia de la Primera B Nacional, hoy iba a convertirse en el héroe, en el hombre de los goles importantes para un River que disputará nada menos que la final del mundo.
Su historia, como la de tantos otros delanteros que quedan en el olvido, es un canto al esfuerzo y también a la suerte, ya que el jugador de 23 años fue observado por Marcelo Gallardo cuando pocos conocían su rostro. Y él terminó devolviendo esa confianza con creces.

A mediados de 2014, Alario comenzó a escribir su propia historia al marcar el importante gol con el que Colón de Santa Fe obligó a forzar un desempate ante Atlético de Rafaela para no perder la categoría, algo que iba a terminar ocurriendo días después en el Gigante de Arroyito.

Gol de Alario a Olimpo
Pese al descenso, el delantero no bajó los brazos y se convirtió en una pieza clave en el Sabalero que obtendría el ascenso apenas seis meses después, en diciembre del año pasado. La historia comenzaba a sonreirle al jugador nacido en Santiago del Estero.

Antes, el destino se encargó nuevamente de ponerlo como protagonista, cuando marcó de penal un tanto ante Boca Unidos de Corrientes que iba a terminar siendo determinante en el ascenso.

alario colon 1
Sorpresivamente, luego de un semestre en el alternó buenas y malas en el Sabalero, Gallardo puso sus ojos en él, incluso ante la mirada escéptica de gran parte del mundo futbolero, para el que todavía era un desconocido.

Pero Alario no tardó en devolver tanta confianza, ya que iba a convertir el gol que abrió la cuenta ante Tigres, nada menos que en la vuelta de la final de la Copa Libertadores de América para devolver al Millonario al primer plano internacional tras 19 años.

alario tigres
Y este miércoles, Lucas Alario volvió a aparecer en un momento clave. River no la pasaba nada bien ante el Sanfrecce Hiroshima y el delantero, de cabeza, rompió el cero en un partido cerradísimo que se terminó definiendo con ese tanto.

El santiagueño, una vez mas, desenfundó la llave con el pasaje a una instancia decisiva, en la que seguramente esté nada menos que el Barcelona de Lionel Messi.

Alario
¿Escribirá una nueva página en su libro de hazañas? Habrá que esperar hasta el domingo para conocer la respuesta.