El sector quemado se había recuperado de otros incendios en la década del '30 y'40, según lo aseguraron desde el Departamento de conservación del Parque Nacional Los Alerces. Unas 1450 hectáreas de ñire, maitén, ciprés, lenga y sotobosque de caña colihue ya fueron consumidas. El gobernador Das Neves ya está en la zona.
Unos 240 brigadistas del propio Parque y del Servicio Federal de Manejo del Fuego, trabajan para tratar de controlar el fuego que se desató el jueves por la tarde en el Parque Nacional Los Alerces, junto a cuatro aviones hidrantes y tres helicópteros con helibaldes, además de personal de distintas áreas de la provincia de Chubut.

Llegaron al lugar también refuerzos de Parques Nacionales Nahuel Huapi, Lanín y Laguna Blanca, brigadistas de la provincia de Río Negro y bomberos voluntarios.

Seguí leyendo en ElPatagónico.com.