La víctima recibió un ladrillazo en la cabeza durante una pelea con un grupo de jóvenes la salida de un cumpleaños de 15 en la localidad bonaerense de Martín Coronado. Por el caso, hay un adolescente detenido.
Nicolás Abdala permanece internado en grave estado de salud tras recibir una brutal paliza de una patota a la salida de un cumpleaños en la localidad bonaerense de Martín Coronado.

Patota Martin Coronado
Abdala está internado en un sanatorio local en estado de coma y pelea por su vida. En tanto, un chico de 17 años quedó detenido por la brutal agresión.

Según los testigos, el adolescente recibió un ladrillazo en la cabeza durante la gresca y luego se fue a su casa. Una vez allí, se acostó a dormir y, luego de almorzar, volvió a dormir. Sin embargo, esta vez no despertó más.

De inmediato, los padres lo llevaron a la clínica donde quedó internado en grave estado de salud.