A los 17 años arribó al club Xeneize y Carlos Bianchi le puso el ojo rápidamente. Proveniente de Chile, se dio el lujo de utilizar el emblemático numero en el clásico del verano del año 2000 donde Boca ganó 2 a 1 y provocó la salida de Ramón Díaz. Ahora, retirado, trabaja manejando un camión en Osorno.

Marco Bahamonde llegó a Boca a los 18 años, tras sorprender con su buen nivel en Provincial Osorno. El jugador chileno se integró rapidamente a la quinta división donde compartió equipo con Sebastián Battaglia. Un escalón más abajo estaban Nicolas Burdisso y Wilfredo Caballero.

marco-bahamonde_10r9uxwubtzo21tbynx87btfc7.jpeg

Bahamonde vivía en la pensión del club y recuerda esa época de la mejor manera: "Tenemos contacto hasta el día de hoy. Armamos un grupo de WhatsApp con chicos que vivimos en esa pensión. Casi todos son nacidos entre el ´78 y el ´81".

En la pretemporada del verano del año 2000, Carlos Bianchi lo sumó al grupo de Primera y allí se dio varios gustos. "Me decían chileno y gordo. Era de los más chicos. Comía con el grupo de Riquelme y Traverso", recuerda en una entrevista con el Diario As.

En ese verano, se dio su mayor gusto con la casaca Xeneize. "Jugué con la 10 contra Vélez y Racing. Y repetí en el equipo de juveniles que le ganó 2 a 1 a River. Salí cuando quedaban tres minutos".

marco bahamonde 2

Sin lugar en Boca por el cupo de extranjeros, pasó a El Porvenir y luego retornó al fútbol chileno. Actualmente su fuente laboral es otra: "Hago fletes, tengo un camión y hago mudanzas. No me va mal, me alcanza para vivir junto a mi seño y mis tres hijos".

boca 2 river 1 verano 2000