Una foto del jugador de San Lorenzo inundó las redes sociales. ¿El motivo? Su desconocimiento, y el del tatuador, sobre los números romanos. ¿Será un montaje?
La intención de Leandro "Pipi" Romagnoli, al parecer, era muy simple: tatuarse la fecha en la que San Lorenzo se consagraba campeón de la Copa Libertadores. Fue el 13 de agosto de 2014, XIII - VIII - MMXIV, en números romanos (o XIV en lugar de MMXIV para acortar el año).

La foto que se hizo viral muestra un error del tatuador y del Pipi. "XIII-VII-XIIII", se habría estampado el ídolo de San Lorenzo.

¿Será auténtica la imagen?

Embed

Embed

Embed