Los estudiantes mantienen desde hace ocho días la toma de la escuela en reclamo de apartamiento de dos preceptores a los que acusan de violentos. La UBA ya tomó medidas administrativas y ordenó abrir sumarios contra los acusados.
Los estudiantes de la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini continúan con la toma del colegio en reclamo de apartamiento de dos preceptores a los que acusan de violentos. La UBA ordenó al rector del colegio abrir los sumarios correspondientes.

Se trata de los preceptores Héctor Mastrogiovanni y Fernando Jodara, a quienes el Centro de Estudiantes acusa de "actos violentos", como "agredir a dos alumnas y besar forzadamente a una alumna de 14 años", respectivamente, en un hecho ocurrido en 2007 durante una toma del bar del colegio.

La toma de la escuela se resolvió porque, pese a los sumarios, Mastrogiovanni "fue ascendido al cargo de regente del turno tarde, subregente del turno noche y secretario de contraturnos", según denunciaron los estudiantes.

A su vez, este lunes, la UBA ordenó al rector de la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini, Leandro Rodríguez, a abrir los sumarios correspondientes para investigar a las autoridades denunciadas.

Carta recor UBA sobre carlos pellegrini.jpg

Por su parte, para el titular de la FUBA, "la única explicación a la permanencia en una institución escolar de dos sujetos cuestionados por golpear y acosar a menores son sus lazos con las autoridades de la universidad".

El presidente de la FUBA, Julián Asiner, denunció que "Mastrogiovanni y Jodara cuentan con la protección de la burocracia sindical de UTE-CTERA y el rectorado de Barbieri.

En tanto, la UBA reiteró que "el origen del conflicto es de 2007, luego de una larga toma del bar del colegio, a raíz de una denuncia de amenaza de bomba". En ese momento, la policía ordenó en ese momento desalojar todo el edificio y así se procedió.

Sin embargo, dos alumnas no quisieron dejar el bar y "tuvieron una discusión con dos auxiliares docentes, entre los que se encontraba Héctor Mastrogiovanni". "Hubo intercambio de palabras y un forcejeo fruto del nerviosismo, por lo que a Mastrogiovanni se le inició un sumario que concluyó en el año 2009 con 5 días de suspensión por mal desempeño en dicha evacuación, descartándose las acusaciones de agresiones físicas a los alumnos", señalan desde la UBA.

En este sentido, remarcan que "nunca, antes o después, Mastrogiovanni tuvo alguna acusación de los alumnos por amenazas o violencia física. E incluso fue elegido varias veces para que entregar títulos en las colaciones".

Y completan: "Bajo ningún concepto, se alentaría desde la UBA ascender a un violento y mucho menos en una institución donde concurren menores, incluso hijos de no docentes y funcionarios".​