Algunas de las personas que siguen declarando en la causa por las muertes en la fiesta electrónica en Costa Salguero, dijeron haber visto algunos de los guardias de seguridad privada y a custodios fumando marihuana y "duros como roca".

Ante la fiscalía y personal del juzgado a cargo de Sebastián Casanello, testigos que estuvieron en el complejo la noche de la Time Warp indicaron que agentes de Prefectura Naval veían, sin actuar, como personas se drogaban y fumaban marihuana.

Todos coinciden en que no hubo una requisa en el acceso al lugar y que apenas ingresaban, personas ofrecían distintos tipos de drogas, a las que denominaban "Superman", "Love", "Bob Esponja", "Luna" y "Volkswagen", entre otras.

Embed

Algunos recordaron que era tanta la gente y el amontonamiento, que hasta se producían robos. Contaron que dos jóvenes tenían convulsiones y fueron ayudados por gente estaba en la fiesta.

La Time Warp, según dijeron testigos, fue promocionada en las oficinas de una empresa ubicada en Alsina 940 de Capital Federal, y varios testigos coincidieron en que quien controlaba era una persona llamada Erica, secretaria del abogado Víctor Stinfale, a quien vincularon con la organización de eventos de ese estilo.

Embed

Testigos relataron que Stinfale organizaba eventos a través de las empresas Club One, Stay, Pachá y 2.Net, esta última controlada por Martín Gontad, conocido como "rey de las fiestas electrónicas", y sobre quien pesa un pedido de indagatoria.

Uno de los que declaró vinculó a Stinfale con el empresario Gontad, quien dijo ser asesor de la firma Dell Producciones S.A., organizadora del evento, y sobre quien el fiscal Federico Delgado pidió hoy la indagatoria por su participación en los hechos.