Un cachorro que fue pintado, atropellado y baleado por su dueño es acompañado por otro perro de un año que también sufrió maltrato animal. Ambos se convirtieron en un símbolo de la amistad canina.
Dos perros que fueron rescatados por una organización humanitaria en Carolina del Sur, Estados Unidos, se convirtieron en amigos y en el símbolo de la esperanza para todos los animales víctimas del maltrato.

Sammie tiene 4 meses y pasó al menos tres días tirado al lado del auto de su dueño, quien lo había pintado, atropellado y hasta le había disparado en una pata. Como el cachorro no se murió, el hombre lo abandonó en una perrera que luego lo transfirió a la Clínica Paws & Claws de Columnbia, en Carolina del Sur.

Embed
Simon, de 1 año, es un border collie que también la pasó muy mal en manos de sus dueños anteriores, tanto que terminó internado en la misma clínica que Sammie. Ahí se conocieron y se hicieron amigos, lo que prueba que todo es mejor con un poco de cariño.

Embed