El hijo de Lázaro Báez rechazó una imputación sobre el blanqueo de millones de dólares mediante la compra en Suiza de títulos de deuda pública argentina. Casanello pidió la captura de Marcelo Ramos, titular de Helvetic Service Group.
Tal como se esperaba, Martín Baez, el hijo de Lázaro Baez presentó un escrito ante el juez Sebastián Casanello al ampliar su declaración indagatoria en la causa por lavado de dinero. El imputado siguió la misma estrategia de su padre quien ayer decidió entregar un escrito con las explicaciones en las que negó las imputaciones en su contra. En tanto, hoy el juez ordenó la captura de Marcelo Ramos, titular de la sospechada Helvetic Service Group.

Evitando todo contacto con periodistas, Martín Baez ingresó directamente al despacho del juez y con un escrito rechazó una imputación sobre el blanqueo de millones de dólares mediante la compra en Suiza de títulos de deuda pública argentina, que tras una compleja operación financiera internacional terminaron depositados en las cuentas de Austral Construcciones.

En el escrito pidió, igual que su padre, que se realicen las pericias sobre los videos en los que aparece contando una gran cantidad de dinero y una contable sobre el patrimonio de su familia.

Queda "pendiente un amplio estudio pericial contable que tiene por objeto despejar muchos de los aspectos patrimoniales que explicarán todas las dudas presentadas de acuerdo al criterio de V.S", dice el escrito presentado hoy ante el juez. Insistió en la licitud de las actividades de Austral Construcciones, y de los negocios con otras firmas del rubro de la construcción, entre ellas IECSA, del empresario Angelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri.

"En tal sentido, tal como ha afirmado mi padre, entre AUSTRAL CONSTRUCCIONES S.A., SINOHYDRO CORPORATION LIMITED y IECSA S.A , se suscribió un memorándum de entendimiento para presentarse en la licitación de los Proyectos de Usinas Hidroeléctricas Pte. Kirchner y Gob. Cepernic en la Provincia de Santa Cruz", sostuvo Martín Baez al rechazar imputaciones.

Ayer su padre, en su presentación admitió que Austral Construcciones recibió cheques provenientes de esa sociedad suiza por un total de casi 209 millones de pesos para afrontar la licitación por la construcción de represas en Santa Cruz. Consignó que se trató de un "mutuo" destinado a afrontar "la licitación para la construcción de las represas" santacruceñas Cepernic y Kirchner.

Los investigadores buscan determinar si, a través de una posible maniobra de "autoventa o autocompra de títulos de la deuda pública" por parte de Helvetic Services Group, "se reingresó al país una suma aproximada de 33 millones de dólares" que habría sido "insertada en el mercado local a partir de su depósito en una cuenta bancaria de Austral Construcciones S.A".

Ahora las expectativas, según las fuentes judiciales consultadas, están depositadas en la indagatoria del supuesto dueño oculto de Helvetic Group, Marcelo Ramos, un cordobés dueño de la firma que realizó, presuntamente en nombre de Báez, diversas operaciones que le aseguraron que el empresario kirchnerista se quedara con la financiera SGI, conocida como La Rosadita, y que blanqueara los casi 33 millones de dólares obtenidos de fuentes ilegales.

Sobre Ramos se ordenó hoy un pedido de captura nacional e internacional porque no se lo ubicó para notificarlo de su citación para el 13 de mayo próximo.

En la nueva indagatoria ordenada por Casanello se le imputó a los Baez otros hechos en los que también está involucrado el detenido abogado Jorge Chueco. El cargo tiene que ver con el endoso por parte de Chueco de nueve cheques que fueron depositados en Austral Construcciones SA de Lázaro Baez por casi 209 millones de pesos.

Chueco está acusado concretamente por la firma de 9 cheques vinculados al contrabando de divisas a raíz de la fuga de millones de dólares reingresados luego con la compra de bonos de deuda. Por ese hecho hoy se le amplió a Martín Baez. El juez aún no resolvió la situación procesal de Chueco.